Economía

Sin ruta, el rastreo de los recursos retornados

Los recursos que se regresan a la Tesorería federal, como los mil 70 millones que devolverá el INE por cancelar su nueva sede, no se sabe en que se gastan ya que no existe una ruta específica en la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.
Dainzú Patiño
22 enero 2017 21:13 Última actualización 23 enero 2017 4:55
Pesos. (Bloomberg)

Pesos. (Bloomberg)

En la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria no existe una ruta que determine a dónde pueden parar los recursos que se regresen a la Tesorería Federal (Tesofe) por ahorros generados o recursos retornados a la administración pública, como es el caso de los mil 70 millones de pesos que el Instituto Nacional Electoral (INE) regresará a Hacienda por cancelar la construcción de su nueva sede.

“No está reglamentado en la Ley, la Secretaría de Hacienda tiene tantas necesidades que probablemente lo va a meter a la Tesofe como un ingreso extraordinario. Esto es difícil de controlar y probablemente estos ingresos terminarían en el apartado de “otros ingresos”, por lo que estos recursos no serían rastreables”, explicó Héctor Villarreal, director del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

Previamente, el secretario de Hacienda, José Antonio Meade explicó que los recursos que devolverá el INE ayudarán a mejorar el balance de las finanzas públicas, pero no especificó en qué se gastarían estos recursos.

Sunny Villa, investigadora del CIEP, dijo que el dinero podría ayudar a amortiguar la deuda o reducir presiones en el presupuesto como las pensiones.

La ley marca que los ahorros generados por estas acciones se deberán informar en los reportes trimestrales de las finanzas públicas de Hacienda.

Hay dos mecanismos para devolver los recursos generados por austeridad. Si es un recurso ya entregado, el organismo deberá devolverlo y si es uno programado a futuro, el calendario de gasto de la institución tendría que ser modificado y reflejarse en una disminución del gasto.

En el caso del INE que suspendió la construcción de su nueva sede para devolver los recursos que ya se habían autorizado y entregado, deberán elaborar un memorándum de entendimiento el INE y Hacienda. Posteriormente, signan un acuerdo y el dinero pasa de la Tesorería del INE a la de la Federación.

Los recursos deben reintegrarse a los públicos por tipo de partida, pero no está bien estipulado en qué pueden gastarse, dijo Alejandro González, de la organización civil Gesoc.