Economía

Sin reforma energética, en 2020 México será deficitario de energía: EPN

12 febrero 2014 5:24 Última actualización 17 marzo 2013 18:37

[Cuartoscuro] Una responsabilidad no sólo del gobierno, sino también de fuerzas políticas, trabajadores de Pemex y CFE. 


 
Eduardo Ortega / enviado
 
Salamanca.- De continuar las tendencias actuales de producción y consumo, para el año 2020 México podría convertirse en un país estructuralmente deficitario de energía, advirtió el presidente Enrique Peña Nieto.
 
En la ceremonia de conmemoración del 75 aniversario de la Expropiación Petrolera, el mandatario consideró que este escenario es grave, porque limitaría el crecimiento económico y con ello la posibilidad de mejorar la calidad de vida de millones de familias mexicanas.
 
Aseveró que evitar que esto ocurra es una responsabilidad compartida, porque si bien depende del gobierno de la República, también depende de todas las fuerzas políticas, de los legisladores, y de los trabajadores de Pemex y de la Comisión Federal de Electricidad, así como de sus organizaciones sindicales.
 
Por ello, el Ejecutivo celebró que en el Pacto por México se hayan acordado compromisos específicos en favor del sector energético: "Todos debemos sumar esfuerzos, enfocarnos a que la producción de hidrocarburos y de energía, en general, permita acelerar el crecimiento del país", urgió.
 
El presidente de la República informó que el valor de las reservas probadas, probables y posibles de Pemex ascienden a 44,530 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, los cuales cubren hasta 30 años de producción de hidrocarburos.
 
Además, dio a conocer que al 1 de enero, las reservas probadas de petróleo ascendieron a 13,868 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, los cuales aseguran la producción de hidrocarburos para México durante los próximos 10 años, y lo colocan dentro del grupo de los 20 países con mayores reservas a nivel mundial.
 
Sin embargo, señaló que el sector energético en su conjunto enfrenta nuevos retos que deben atenderse con la misma audacia y la misma determinación con la que el presidente Lázaro Cárdenas del Río expropió la industria petrolera en 1938.