Economía

Contabilidad electrónica no será obligatoria
en primer semestre: SAT

El órgano fiscal debe ser abierto y transparente, para ello, se valdrán de las tecnologías de la información, ya que éstas ayudan al cumplimiento de los contribuyentes, señala Aristóteles Núñez.
Marcela Ojeda
18 febrero 2014 12:32 Última actualización 18 febrero 2014 13:4
Etiquetas
[El SAT deberá emitir las reglas para poder recaudar las contribuciones aprobadas en la reforma / Cuartoscuro]

Aún no hay reglas publicadas para contabilidad electrónica, señala SAT./(Cuartoscuro]

CIUDAD DE MÉXICO.- El jefe del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Aristóteles Núñez, informó que en el primer semestre no hay obligación de entregar contabilidad electrónica, hasta que el SAT emita las reglas.

Durante la cuarta y última Jornada sobre la Reforma Hacendaria que organizaron en forma conjunta el SAT y la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon), Núñez Sánchez dijo que si bien el Código Fiscal de la Federación (CFF) establece la obligación de entregar la contabilidad electrónica, aún falta la publicación de reglas claras que permitan al contribuyente cumplir esta obligación.

Añadió que en la relación contribuyente-autoridad, el SAT está convencido de utilizar las nuevas Tecnologías de la Información, pero también de que debe ser una institución abierta, franca y transparente, y que la tecnología debe ayudar a facilitarle los trámites y el cumplimiento de sus obligaciones fiscales a todos los contribuyentes.

Por otro lado, dio a conocer que a partir del segundo semestre, el recurso de revocación que los contribuyentes utilizan como medio para impugnar una resolución administrativa que no le resulta favorable será en línea.

“Será una realidad; ya no más papel”, agregó el funcionario, quien dijo 
que tienen la obligación de orientar, de cultivar en los contribuyentes el cumplimiento de sus obligaciones fiscales, y también las suyas, teniendo dos premisas fundamentales.

La primera, será la observancia plena de los derechos del contribuyente, que no van sólo a que ellos se puedan sujetar, a través del ejercicio de la comprobación que hacen las autoridades, a lo que disponen las leyes.

MEJOR APLICACIÓN DE GASTO PÚBLICO

“Ahí no se queda el derecho del contribuyente. En el SAT estamos convencidos de que la recaudación de los ingresos públicos es en beneficio de toda la sociedad, a través de un gasto público óptimo, eficiente y transparente, y es ahí donde reside la premisa fundamental del pago de los impuestos.

“La responsabilidad ciudadana solidaria permite que del patrimonio personal particular se aporte en la contribución una parte de dicho patrimonio en beneficio de la colectividad para soportar el gasto público, en beneficio de toda la sociedad”, enfatizó.

Dijo que las nuevas tecnologías generan ahorros, ya que ayudan a hacer más fáciles los trámites; ofrecen certeza y seguridad, además de que disminuyen, si no es que lo evitan, traslados, tiempos en presencia física en oficinas.

RESPETO A DERECHOS: PRODECON

En su oportunidad, la Procuradora de la Defensa del Contribuyente (Prodecon), Diana Roisalía Bernal, manifestó: “sí a la Administración Tributaria Digital, al cambio, a la simplificación en el pago de impuestos y a las facilidades en favor de los pagadores de impuestos, pero con respeto irrestricto a los derechos fundamentales”.

Dijo que no sólo la Prodecon, sino todos los asesores y defensores de los contribuyentes, estarán atentos a que garantías tan importantes como seguridad jurídica, audiencia y el debido proceso que integran parte fundamental de los derechos humanos, tengan un pleno respeto y reconocimiento en la administración tributaria digital.

En este contexto detalló que la Administración Tributaria Digital comprende 4 puntos principales: el buzón tributario, el comprobante fiscal digital, la revisión electrónica y la contabilidad electrónica, todo lo cual establece un nuevo paradigma de la administración tributaria.

“Sin dejar de reconocer la importancia y necesidad de estos cambios, la Prodecon quiere hacer y poner un especial énfasis y cuidado en los derechos del contribuyente:

“A nuestro juicio, los derechos humanos fundamentales que pueden estar involucrados en la nueva Administración Tributaria Digital, son fundamentalmente la seguridad jurídica, el derecho de audiencia y el derecho al debido proceso”, concluyó.