Economía

Signos de recuperación del agro guanajuatense

10 febrero 2014 5:16 Última actualización 14 agosto 2013 9:21

 [Cortesía] 


 
Marvella Colín
 

El sector agropecuario del Bajío comenzó a mostrar mejores condiciones en junio del presente 2013 ya que el Índice de Volumen Físico Agropecuario (IVF) de Guanajuato creció 22.2% anual y en Querétaro el aumento fue de 8.6% anual.

No obstante, para Guanajuato el indicador muestra una caída de 39.8% en promedio en el segundo trimestre de 2013 en comparación con igual periodo del año anterior.

Ello indica una etapa difícil para el agro de dicha entidad, sobre todo si se considera que el crecimiento promedio nacional de este indicador fue de 5.1% en el mismo lapso, esto de acuerdo con cifras de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

La tendencia a la baja en la producción obedece por un lado a que en el ciclo primavera-verano la superficie cosechada al 30 de junio muestra un descenso considerable en productos como brócoli, calabacita, cebolla, chile verde y frijol.

De hecho la producción de brocóli se redujo 41.6%, al sumar 1,665 toneladas a junio del 2013, la de chile verde se redujo 69.3%, al totalizar 920 toneladas y la de frijol disminuyó 74.5% al sumar 112 toneladas.

Asimismo el comportamiento negativo del IVF en Guanajuato también obedece al considerable aumento en la superficie siniestrada en especial para el ciclo otoño-invierno, cuya situación al 30 de junio indica un aumento considerable al pasar de 454 hectáreas a junio de 2012 a 41 mil 480 hectáreas siniestradas a junio del 2013, que afectan a por lo menos 15 diferentes cultivos importantes de la entidad.

En tal situación se encuentran por ejemplo el trigo grano y la cebada grano. Por un lado las áreas siniestradas del trigo grano pasaron de 21 hectáreas a junio del 2012 a 24,734 hectáreas a junio del 2013. Mientras que las áreas siniestradas de cebada grano pasaron de 171 hectáreas a junio del 2012 a 13 mil 648 hectáreas a junio del 2013.
Otros productos afectados son el tomate verde cuya área siniestrada pasó de cero a mil 55 hectáreas, según las cifras de la Sagarpa.

También las siembras de frijol se vieron afectadas por áreas siniestradas al pasar de cero a 670 hectáreas y las de lechuga de 30 a 202 hectáreas en el lapso señalado.
Querétaro, más sólido

Por su parte Querétaro muestra una evolución más sólida, ya que el aumento promedio del IVF fue de 7.9% en el lapso abril-junio del presente año comparado con el mismo lapso del año anterior.

En el caso del agro queretano destaca que la producción obtenida en el ciclo primavera-verano según cifras a junio sumó 6,795 toneladas y no presentó áreas siniestradas.
Entre los productos de mayor producción destacó el jitomate con un volumen de 3,120 toneladas, lo cual implicó un crecimiento de 8.3%. Otro producto con un importante volumen de producción fue la lechuga con un total de 2,724 toneladas; no obstante esta cifra mostró un descenso de 22% respecto del año anterior.

En cuanto al ciclo otoño-invierno, las cifras de la Sagarpa muestran que Querétaro también presenta un aumento de las áreas siniestradas a junio del presente año con un total de 2,284 hectáreas, respecto de las 211 hectáreas registradas a junio del 2012. Aunque ello se debe principalmente a la superficie siniestrada de la cebada en grano, con un total 2,189 hectáreas, esto es el 95.8% del total.
 

 
Información proporcionada por El Financiero Bajío.
 
 
 
También puedes leer:
 Sectur descarta depuración de la lista de Pueblos Mágicos