Economía

Si gana el Brexit, el impacto va a tono con los acuerdos alcanzados: Fitch Ratings

El efecto de una salida del Reino Unido de la Unión Europea, en el caso de una mayoría del voto a favor en el referéndum del próximo 23 de junio, dependerá de los términos de los acuerdos, según un reporte de Fitch Ratings.
Leticia HernándeZ
20 mayo 2016 9:37 Última actualización 20 mayo 2016 9:45
Brexit

(Bloomberg)

El efecto de una salida del Reino Unido de la Unión Europea, en el caso de una mayoría del voto a favor en el referéndum del próximo 23 de junio, dependerá de los términos de los acuerdos, si son favorables y se alcanzan con rapidez podrán ser mínimos tras una consecuente volatilidad inmediata en los mercados y su moneda; si la salida no alcanza favorables acuerdos para el comercio del país, el impacto podría ser más negativo afectando a su sistema bancario y de seguros, señala Fitch Ratings.

El escenario base de la calificadora es que el Reino Unido votará por permanecer en la Unión Europea con la implementación de un paquete de reformas negociadas por el gobierno. Sin embargo, las encuestas de opinión permanecen inconclusas y la posibilidad del Brexit permanece.

En el reporte especial de Fitch Ratings titulado 'Dejarla o Permanecer: Escenarios hipotéticos del Brexit', analiza las posibles consecuencias en las calificaciones bajo cuatro escenarios: la permanencia, la salida con acuerdos favorables, la salida bajo difíciles condiciones del mercado laboral y prolongadas negociaciones comerciales y la combinación de un voto por dejar la Unión Europea con la posterior independencia de Escocia.

Un voto a favor de la permanencia sería ligeramente positivo para la calificación del Reino Unido al poner fin a la incertidumbre sobre el tema en el mediano plazo, con los límites definidos en el alcance de la integración del Reino Unido.

Los efectos serían insuficientes para dar lugar a mejoras en cualquier sector, incluyendo el soberano y el problema de la migración de la Unión Europea hacia el Reino Unido seguiría siendo alta lo que mantendría el descontento social y las tensiones podrían volver a surgir en el largo plazo.

En el caso de un voto por dejar la comunidad política de derecho constituida bajo el Tratado de la Unión Europea en noviembre de 1993, la calificación soberana del Reino Unido podría ser sujeta a revisión.

Si los acuerdos comerciales y de salida concluyen favorables, sin problemas y con rapidez, el efecto sería ligeramente negativo después de una volatilidad en el corto plazo en los mercados y en la moneda.

Con una negociación prolongada resultando en términos desfavorables para el comercio del Reino Unido podrían ser más negativos y la combinación del voto de salida con la subsecuente independencia de Escocia, podría llevar a la calificación del Reino Unido bajo mayor presión.

En el reporte, advierte que los escenarios de dejar la Unión Europea son con resultados hipotéticos y no representan las expectativas de Fitch en el caso de una votación por la salida.

EFECTOS EN EL SISTEMA BANCARIO DEL BREXIT

Los efectos en el sistema bancario dependen de los términos de la salida del Reino Unido, señala Fitch Ratings en el mismo reporte.

Si concluyen los acuerdos de forma favorable podría ser irrelevante para las calificaciones de los bancos; los términos desfavorables podrían dañar la calidad de activos, los perfiles de financiamiento y las ganancias y posiblemente esto pondría presión a las calificaciones.

La calificadora advierte sobre un esperado debilitamiento en desempeño de algunos préstamos hipotecarios debido a menores precios de la vivienda, tasas de interés más altas y la caída en el valor de propiedades comerciales. La dinámica en la calidad de activos corporativos podría depender del sector.

Los términos desfavorables de una salida podrían hacer elevar la deuda para la planificación de una resolución más difícil y costosa. Sin embargo, Fitch reconoce que los perfiles generales de financiamiento y liquidez de los bancos ingleses son fuertes y tienen al Banco de Inglaterra de respaldo, por lo que están bien situadas para enfrentar escenarios de salida.

Para la estabilidad de las aseguradoras, cualquier movimiento adverso en los mercados de capital, crédito o bienes raíces podría ser manejable en el escenario favorable de la salida debido a fuertes posiciones de capital de las aseguradoras.

En el escenario desfavorable, mayor dislocación en los mercados financieros, menor demanda, inflación más alta y con tasas de interés más elevadas podrían contribuir a un entorno de incertidumbre en la operación que podría erosionar la generalmente estable posición de negocios de los aseguradores.

: