Economía

Shale de EU vuelve a amenazar a la OPEP

La eficiencia del shale de EU podría frenar la decisión de la OPEP de mantener elevados los niveles de producción de los países integrantes, estima Bloomberg Intelligence.
Bloomberg
21 mayo 2017 21:35 Última actualización 22 mayo 2017 5:0
Shale gas

La decisión de la OPEP de recortar su plataforma de producción, ayudaría a los precios internacionales del crudo a recuperarse. (Foto Shutterstock)

La OPEP podría lograr que sus miembros acuerden seguir restringiendo la producción de petróleo, pero será una victoria pírrica. La mayor amenaza para la posición dominante del grupo de 13 miembros es el shale estadounidense.

En noviembre de 2014, la Organización de Países Exportadores de Petróleo decidió mantener altos los niveles de producción con la esperanza de que podría mantener su participación de mercado. Pero esa ya era una tarea difícil en un principio, y desde entonces los productores de shale de los EU se han vuelto aún más eficientes.

En el momento en que la OPEP invirtió el rumbo en noviembre de 2016, haciendo subir los precios del petróleo nada menos que un diez por ciento, el shale ya había ganado terreno.

Hay áreas en los enormes yacimientos de shale de Eagle Ford y la cuenca Pérmica, en Texas, donde los productores pueden alcanzar el equilibrio incluso a precios tan bajos como 34 dólares el barril, según Bloomberg Intelligence.

A medida que los productores de la OPEP y los que no integran el grupo recortan la producción, los productores estadounidenses de shale buscan llenar ese vacío.

Su aumento de la producción equivale a cerca de la mitad de los recortes de la OPEP, según un informe que difundió la semana pasada Eugen Weinberg, jefe de análisis de materias primas de Commerzbank.

Las cosas no se van a mejorar mucho para la OPEP tampoco en 2018. JPMorgan prevé que el shale estadounidense crecerá 1.05 millones de barriles por día el próximo año, mientras que Bank of America Merrill Lynch maneja una cifra de 950 mil barriles por día.

Ni siquiera una corrección “drástica” hacia abajo de las condiciones del mercado conducirá a una rápida caída de la producción de petróleo de EU, según Rystad Energy.

RENTABLES A MENOR PRECIO

Muchos pozos que están perforados, pero que no han sido terminados, podrían entrar en operaciones de forma rentable si el precio cae a 40 o hasta a 30 dólares por barril, dijo Rystad en un informe el 11 de mayo.

A la OPEP y sus aliados sólo les cabe esperar que el aumento de la producción estadounidense no comprometa su objetivo de reducir las existencias mundiales de crudo al promedio de cinco años, poniendo así un piso a los precios. De lo contrario, todos los esfuerzos de los últimos seis meses (y posiblemente los próximos nueve meses) habrán sido inútiles.