Economía

Serán Centroamérica y Asia la salvación de Pemex

10 febrero 2014 4:23 Última actualización 22 octubre 2013 5:11

[Ante la autosuficiencia que logrará Estados Unidos, México debe diversificarse / Bloomberg]


 
Sergio Meana
 

Sólo Centroamérica y Asia resultan opciones viables para compensar la reducción en exportaciones de petróleo crudo que sufrirá Petróleos Mexicanos (Pemex) ante la autosuficiencia energética que alcanzará Estados Unidos a finales de la década, esto según estimaciones de la agencia de Administración de Información Energética (EIA, por sus siglas en inglés).
 

Para dimensionar el problema que enfrentará la paraestatal a final del sexenio, en 2012 las exportaciones representaron 47 por ciento de las ventas totales de Petróleos Mexicanos (Pemex) y a Estados Unidos se mandaron 76 por ciento de los barriles, según el Sistema de Información Energética (SIE).
 

De lo anterior se deriva que 35 por ciento de las ventas de la paraestatal provengan de las importaciones que hace Estados Unidos.
 

En este contexto, el mercado energético en Centroamérica tiene un valor de 12 mil millones de dólares y la mayor oportunidad está en controlar el mercado negro de petróleo que llega ilegalmente a Guatemala, donde 10 por ciento de toda la gasolina que se vende proviene de un mercado informal, informó Víctor Hugo Ventura, jefe de energía y recursos naturales de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).
 

“En Guatemala está la mayor oportunidad, es el mercado más grande donde existe un mercado negro que México podría convertir en oportunidad. Se enfrentaría igual a robos y todo tipo de amenazas que tendría que aprender a controlar pero en México ya tienen experiencia al respecto”, dijo Ventura.
 

No sólo en el mercado petrolero se encuentran las oportunidades de internacionalización para Pemex, agregó.
 

“En realidad el mercado centroamericano importa petrolíferos ya refinados y hay que recordar que en México también se importan la mayoría de los productos refinados, entonces lo que podría hacer Pemex es entrar a inversiones exploratorias de manera conjunta que puedan detonar algún yacimiento”, indicó Ventura.
 
El dragón hambriento
 
Si algún país va a incrementar su consumo energético es China, una opción que resulta interesante también para que México analice, además de otros países de la región asiática.
 

Hacia China, Pemex exportó en 2012 un promedio de sólo 22 mil barriles diarios, cifra que se espera aumente a 30 mil barriles diarios para finales de este año, según el convenio firmado recientemente entre las naciones, aunque aún es una cantidad incipiente respecto de los 2.5 millones de barriles que produce México diariamente.
 

Sin embargo, Juan Roberto Lozano Maya, investigador del Centro de Energía de Asia-Pacífico, afirmó que no es posible que en México no se haya aprovechado de una mejor manera esta oportunidad.
 

“No es sólo China. Malasia, Taiwán, Indonesia, la misma India, todas estas economías manufactureras crecientes tienen un consumo energético inagotable, muy difícil de abastecer, lo que esto genera que compren los energéticos a precios muy favorables para los productores”, destacó en llamada telefónica desde Tokio, Japón.
 

Si no se empieza a exportar a otros lares y la ilusión de México está en el gas de lutitas o shale gas, para compensar la disminución por la revolución en Estados Unidos, el país está cometiendo un error, agregó.
 

“En Asia al igual que en Estados Unidos la curva de aprendizaje para la explotación de estas piedras de lutitas que contienen gas lleva décadas, desde los años setenta, por lo que pensar que en México dicho aprendizaje podría darse en menos de 5 años es muy ingenuo”, aseveró Lozano Maya.