Economía

¿Septiembre? ¿Diciembre? La Fed y su "indecisión" no parecen inquietar a todos

Aunque la Fed de Estados Unidos aún no decide cuándo aumentará las tasas de interés, el mercado parece más interesado en cuándo lo hará por segunda vez, porque eso le daría una idea del ritmo y metodología que empleará el banco central de ese país.
Bloomberg
30 julio 2015 17:42 Última actualización 30 julio 2015 18:15
fed

El mercado muestra mayor interés por cuándo sería la segunda vez que la Fed aumente sus tasas. (Bloomberg)

La Reserva Federal de los Estados Unidos necesita algo más de tiempo para decidir cuándo subir las tasas de interés por primera vez en nueve años. El mercado de bonos está más interesado en cuándo será el segundo aumento.

La declaración de la Fed del miércoles destacó la persistente mejora del mercado laboral, al tiempo que no proporcionó datos claros sobre si las autoridades planean aumentar las tasas cuando se reúnan en septiembre o si esperarán hasta diciembre. Independientemente de ello, los futuros indican que los operadores mantienen las apuestas a que el ritmo será hasta más gradual de lo que pronostica el banco central.

“Lo más importante para el mercado no es cuándo comenzará la Fed a aumentar, sino cuándo será el segundo incremento de tasas de la Fed”, dijo Gary Pollack, que administra 12 mil millones en su condición de jefe de negociación de renta fija de la división de administración de la riqueza patrimonial privada de Deutsche Bank AG en Nueva York. “Esa es la pregunta más importante para el mercado porque nos dará una idea del ritmo y la metodología de normalización de la Fed”.

Los pronósticos de tasas de la Fed del 17 de junio indican que la mediana de las estimaciones de su tasa de referencia es de 0.625 por ciento para fin de año y un ascenso a mil 625 por ciento en 2016. Los mercados no incorporarán un segundo incremento de la tasa hasta junio de 2016, según Royal Bank of Scotland Group Plc.

INFORME DE EMPLEO
La atención de los inversores se desplaza ahora al informe sobre empleo de la semana próxima, que indicará un incremento de 220 mil empleos en julio con un promedio de 0.2 por ciento de los ingresos por hora, según la mediana de las estimaciones de economistas consultados. 

La Fed incursiona en territorio virgen conforme trata de revertir más de seis años de tasas de interés de virtualmente cero. Sus esfuerzos se ven complicados por las expectativas de inflación del mercado de bonos, que son las más bajas desde enero dado que los precios de las materias primas, incluido el petróleo, han caído en un contexto de caos bursátil en China.

“El mercado laboral sigue mejorando, con un firme aumento del empleo y una declinación del desempleo”, dijo el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por la sigla en inglés), en la declaración del miércoles. Agregó que la “subutilización de los recursos laborales ha disminuido”.

Al referirse al trabajo, la Fed destaca la parte de la economía estadounidense que ha tenido los resultados más fuertes. Los empleadores de los Estados Unidos han incorporado un promedio de 208 mil empleados por mes en 2015, luego de contratar un promedio mensual de 260 mil el año pasado.

Hay un 44 por ciento de probabilidades de que la Fed suba las tasas en o antes de su reunión de septiembre, sobre la base de la presunción de que la tasa efectiva de fondos federales promediará 0.375 por ciento tras el despegue.