Economía

Semarnat, preocupada por crecimiento de zonas muertas en el Golfo

En la desembocadura del río Misisipi ha generado zonas muertas, donde el exceso de nutrientes ocasiona consumo de oxígeno, que con el paso del tiempo causa la muerte de organismos que se van al fondo del mar.
Teresa Macias / Corresponsal
02 julio 2014 13:3 Última actualización 02 julio 2014 13:17
Etiquetas
Calica

Puerto de carga y embarque para la exportación de toneladas de piedra caliza. (Cortesía)

TAMPICO.- Las zonas muertas en el Golfo de México son una preocupación para la autoridad que ha pedido estudios para detectar posibles afectaciones en aguas mexicanas.

El investigador del CICATA, Marco Julio Ulloa, señaló que el oxigeno disuelto, en la desembocadura del Misisipi han generado zonas muertas, donde muchas tienen que ver con el exceso de nutrientes que descargan los ríos al mar.

“Cuando llega esa descarga, los nutrientes da alimentos al plancton y este a las larvas de peces y estos a otros peces más grandes y así se va haciendo la cadena alimenticia. Se puede tener de inicio una gran abundancia de pescados en esas zonas pero eventualmente, el exceso de nutrientes consume el oxigeno, y conforme pasa el tiempo se mueren organismos y se van al fondo y se queda una zona sin vida, ese es el riesgo de la eutrofización que no es más que el enriquecimiento de nutrientes en un sistema marino”.


Señaló que se está monitoreando el Río Pánuco y una parte de Veracruz y parte del Puerto Industrial de de Altamira, han encontrado descargas al río y concentraciones altas de nutrientes y una zona que puede estar relacionada con los barcos de pesca.

Esto como parte de un proyecto de cambio climático del gobierno del estado y que servirá para la Semarnat.

“Se piensa que ese exceso de descargas que viajan desde el rio Misisipi hasta el Golfo de México es uno de los efectos del cambio climático, en México han detectado zonas en el Río Grijalva, pero son pequeñas, pero es motivo de alarma”.

Dijo que una de las cosas que les interesa es monitorear el oxigeno disuelto en la desembocadura del Pánuco y en la zona adyacente para ver si pueden detectar esto y generar datos que a largo plazo puedan servir.

“Ahorita no hay problema con el oxigeno a nivel superficie en los primeros 25 metros, pero verificarán la clorofila porque está relacionada con los florecimientos algales que pueden ser natural y producidos por el hombre”.

Menciono que hay tres propiedades del agua de mar que puede relacionarse con el cambio climático, con lo que podrán decir que tienen evidencia de que el sistema esta eutrofizado y si es así, tienen que reportarlo y estarlo monitoreando, idealmente necesitan hacer un muestro cada mes por un año.

Sobre todo en épocas como septiembre porque hay una gran descarga del Río Pánuco y otra es febrero y mayo, que son temporadas secas.

ZONAS MUERTAS


Los excesos de vertidos de nitrógeno proveniente de fertilizantes agrícolas, plantas de tratamiento de aguas negras, ganadería o plantas para producir carbón, tarde o temprano llegan a ríos y alcantarillados que van a dar al mar, donde el nitrógeno se acumula y genera una proliferación excesiva de algas.

Al morir estas algas absorben el oxigeno del agua durante el procesos de descomposición, lo que resulta en "zonas muertas" donde la biodiversidad marina se reduce sustancialmente.