Semana decisiva para el TLCAN
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Semana decisiva para el TLCAN

COMPARTIR

···

Semana decisiva para el TLCAN

Si México, EU y Canadá no logran un acuerdo en principio antes del jueves, será casi imposible que el TLCAN pueda ser ratificado en el Congreso estadounidense este año.

En estas circunstancias, México tendría un nuevo gobierno y Estados Unidos un Congreso renovado.

Daniel Blanco
28/05/2018
El TLCAN tiene esperanzas de salir adelante esta semana.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TCLAN) entra en una semana decisiva: si se consigue un acuerdo antes del 31 de mayo, como lo solicitó el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, podría ser ratificado por el Congreso de Estados Unidos en 2018, pero, si esto no ocurre, tendría que ser validado por el nuevo legislativo a principios de 2019.

Sin embargo, las posibilidades de ratificar un acuerdo en principio en el año en curso se reducen cada vez más. Mientras que el 9 de abril, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, estimó en 80 por ciento la probabilidad de cerrar las renegociaciones en mayo, revisó a 40 por ciento su previsión de lograrlo antes de las elecciones de México.

“Existe una probabilidad de 40 por ciento de poder lograrlo antes (del 1 de julio). Tendríamos una posibilidad de cerrarlo antes de la elección (presidencial mexicana) si Estados Unidos entiende que esto requiere equilibrios y flexibilidades”, dijo el viernes en una entrevista televisiva.

No hay reunión ministerial prevista para esta semana.

Francisco de Rosenzweig, asesor de comercio exterior del Consejo Nacional Agropecuario y socio de White & Case, coincidió con Guajardo, y dijo que en la medida en que haya más flexibilidad de EU en los temas controversiales, se podría avanzar con mayor rapidez hacia un TLCAN 2.0. “Una vez que se llegue a un consenso en los temas que no son viables como estacionalidad, el ‘sunset clause’ y una regla de origen que haga sentido para autos y manufacturas, me parece que en el resto de los temas, los equipos negociadores han avanzado bastante, pero si no revuelves los temas más relevantes, el resto del trabajo que se ha hecho en cada una de las rondas no podría como tal beneficiarse de este gran ejercicio”, dijo en entrevista.

Juan Rodrigo Moreno, consejero delegado de asuntos internacionales de la Coparmex y miembro del ‘cuarto de junto’, también consideró que la falta de avance y flexibilidad de EU en los temas álgidos han ocasionado que las expectativas de conclusión antes de la elección presidencial disminuyan.

“México propuso en mayo una nueva regla de origen automotriz que no fue aprobada, EU no ha flexibilizado su postura e insiste en temas neurálgicos como la ‘sunset’ y el debilitamiento de los mecanismos de solución de controversias”, señaló a El Financiero.

El viernes 1 de junio es otra fecha de relevancia comercial, pues vence la exención arancelaria de acero y aluminio para México y Canadá que EU concedió para poder seguir negociando el TLCAN sin esta presión.

Luz María de la Mora, negociadora del TLC original, consideró que las negociaciones podrían seguir su camino sin la puesta en marcha de los aranceles siderúrgicos. “Puede haber una justificación de las tres partes y también de EU para decir, ‘vamos a seguir negociando y no vamos a aplicar el arancel al acero y al aluminio hasta que no terminemos la negociación del acuerdo”.

En tanto, Guajardo dijo que el reciente anuncio de una investigación que pudiera traducirse en tarifas de hasta 25 por ciento a las importaciones de autos llevará tiempo y no tiene por qué distraer la estrategia “sólida y bien pensada” de México en la renegociación del TLCAN.

El peso se apreció a 19.55, en la apertura del mercado de Asia.