Economía

Seguros de crédito
crecen 69% en 2015

Atradius, Solunion y Coface son algunas de las instituciones que concentran la colocación de seguros de créditos en el país, los cuales registraron un crecimiento de 69 por ciento durante 2015, de acuerdo con datos de la AMIS.
Yuridia Torres
10 abril 2016 22:55 Última actualización 11 abril 2016 5:5
coface

Coface es una de las tres firmas en las que se concentra el mercado de seguros de créditos.(Tomada de http://www.coface.com.mx/)

Las complicaciones económicas que se presentaron a nivel nacional e internacional en 2015 provocaron un incremento en la colocación de seguros de créditos. Un mayor número de empresas contrataron este producto con la finalidad de protegerse de los impagos de sus deudores.

Datos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) muestran que la adquisición de estos seguros reportaron un crecimiento 69 por ciento el año pasado.

De las cinco aseguradoras que ofrecen este tipo de coberturas, Solunión es la que reportó el mayor crecimiento, de 576 por ciento, al colocar 252.5 millones de pesos en primas.

Hoy en día este sector se encuentra concentrado por tres instituciones: Atradius, quien tiene primas por 345.3 millones de pesos; Solunion, con 252.5 millones de pesos y Coface con 250.8 millones de pesos.

Bart Pattyn, presidente y CEO de Cofece en América Latina, destacó que el crecimiento en la colocación de primas en los seguros de créditos está relacionado con el tipo de cambio, porque parte de las primas de las coberturas por exportación se emiten en dólares y además la incertidumbre en los mercados de América Latina generó la necesidad de protección entre las empresas.

Explicó que parte del crecimiento se presentó en el sector de acero, de los proveedores de retail, y los comercializadores.

La siniestralidad en los seguros de créditos creció el año anterior, ante las complicaciones del entorno económico y el ajuste efectuado al gasto público, que provocaron retrasos en los pagos en los segmentos de exportación y en el mercado doméstico.

“En la parte nacional tuvo mucho que ver la reducción en el gasto hacia infraestructura, y como consecuencia los retrasos de pagos del sector público hacia los constructores de proyectos y todos sus proveedores”, explicó Pattyn.

De acuerdo con Solunion, la caída en el precio del petróleo, que conduce a una consolidación fiscal, así como la cancelación o el retraso en muchas de las inversiones, provocará afectaciones al sector de la construcción y al comercio minorista.