Economía

Sector privado alemán crece al menor ritmo en 16 meses: Markit

Los fabricantes informaron de la caída más pronunciada en dos años para las nuevas obras y lo atribuyeron a la incertidumbre económica y una demanda más débil de los mercados doméstico y extranjero.
Reuters
20 noviembre 2014 8:14 Última actualización 20 noviembre 2014 8:20
Sector privado alemán

Los sectores industrial y de servicios representan más de dos tercios de la economía alemana y su índice adelantado -el PMI- cayó a 52.1 en noviembre desde 53.9 en octubre, informó Markit. (Bloomberg)

BERLÍN.- El sector privado alemán creció en noviembre a su ritmo más lento en 16 meses ya que la industria se ha estancado y el sector servicios perdió impulso, según un sondeo publicado, subrayando un débil cuarto trimestre para la mayor economía de Europa.

El índice compuesto de gerentes de compra adelantado de Markit (PMI), que analiza el crecimiento en el sector industrial y de servicios que supone más de dos tercios de la economía alemana, cayó a 52.1 en noviembre desde 53.9 en octubre, tocando un mínimo de 16 meses.

El índice manufacturero cayó a 50.0, el umbral que divide el crecimiento de la contracción, desde 51.4 en octubre. El índice del sector servicios bajó a 52.1 desde 54.4 el mes anterior. Ambos muy por debajo de las previsiones de un sondeo de Reuters.


Los fabricantes informaron de la caída más pronunciada en nuevas obras en casi dos años y lo atribuyeron a la incertidumbre económica y una demanda más débil de los mercados doméstico y extranjero.

Cuando se enfría el sector manufacturero, "el sector servicios sigue al sector de producción de bienes en la tendencia descendente, que es lo que estamos viendo en este momento", dijo el economista jefe de Markit Chris Williamson.

"Los indicadores alentadores son bastante pocos y están alejados entre sí. La manufactura está estancándose, los nuevos pedidos están cayendo por tercer mes y el descenso es el peor desde finales de 2012", agregó.

La economía alemana creció sólo 0.1 por ciento en el tercer trimestre de 2014, evitando la recesión por un estrecho margen gracias a un mayor gasto de los consumidores y un pequeño impulso en el comercio exterior.