Economía

Sector manufacturero de EU se desacelera menos de lo esperado: ISM

Las fábricas estadounidenses parecen estar aguantando bien la ralentización de la economía global. El sondeo de ISM mostró que los nuevos pedidos tocaron su mayor monto desde agosto y las órdenes por exportaciones también se recuperaron el mes pasado.
Reuters
01 diciembre 2014 12:45 Última actualización 01 diciembre 2014 12:51
ISM manufacturero en Estados Unidos

ISM manufacturero en Estados Unido. (Bloomberg)

WASHINGTON.- La actividad fabril de Estados Unidos se moderó en noviembre, pero ganancias sostenidas en los nuevos pedidos y un repunte de las órdenes por exportaciones sugieren que la economía permanece firme, pese a la desaceleración del crecimiento global.

El Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM) informó que su índice nacional de actividad fabril cayó a 58.7 el mes pasado debido a una desaceleración en el ritmo de reabastecimiento.

En octubre, el índice había llegado a 59, un máximo nivel en tres años y medio. Una lectura sobre 50 indica expansión en el sector manufacturero del país.


"El reporte de ISM sigue mostrando al sector manufacturero de Estados Unidos en un pie durante el penúltimo mes del año, aunque la atención del mercado probablemente se mantenga dividida entre un crecimiento interno más enérgico y menores expectativas de crecimiento global", dijo el economista de TD Securities Gennadiy Goldberg, en Nueva York.

En otro reporte, la firma Markit informó que la lectura final de su índice de gerentes de compras (PMI) para el sector manufacturero de Estados Unidos cayó a 54.8 en noviembre, la lectura más baja desde enero, y que se compara a 55.9 en octubre.

El sondeo de Markit tiene un corto historial, lo que lo convierte en un indicador menos confiable sobre la actividad manufacturera en Estados Unidos. Las fábricas locales parecen estar aguantando bien una desaceleración de la economía global.

El crecimiento de las manufacturas en Asia y Europa se moderó en noviembre, mostraron otros sondeos publicados el lunes.

Las acciones en Estados Unidos operaban a la baja por preocupaciones sobre la economía global, mientras que el rendimiento de los bonos referenciales a 10 años subieron a un máximo de sesión de 2.201 por ciento.

El dólar se depreciaba frente a una cesta de monedas principales.

El sondeo de ISM mostró que los nuevos pedidos subieron a su mayor nivel desde agosto, mientras que el crecimiento de las órdenes por exportaciones también se aceleró el mes pasado.

"No hay señales de que un dólar más sólido y/o la debilidad vista globalmente esté impactando negativamente a las manufacturas en Estados Unidos", comentó la economista jefe de RBS en Stamford, Connecticut, Michelle Girard.

Las mediciones del empleo en la industria cedieron un poco en noviembre, pero permanecieron a niveles consistentes con un sólido crecimiento del empleo.

La caída de los precios de las materias primas, especialmente del crudo, hizo que una medición de precios pagados por fábricas cayera a su nivel más bajo desde julio de 2012.