Economía

Sector lechero espera recuperación este año

El titular de la Sagarpa, Francisco Gurría Treviño, señaló que la producción del lácteo es de entre 11 mil 200 millones y 11 mil 500 millones de litros anuales, que aunque es importante, no es suficiente para el mercado mexicano.
Notimex
22 febrero 2014 11:58 Última actualización 22 febrero 2014 11:58
[Cuartoscuro] Productores de leche anuncian protestas que incluirán el derrame de más de un millón de litros de leche en la vía pública. 

[Cuartoscuro] Productores de leche anuncian protestas que incluirán el derrame de más de un millón de litros de leche en la vía pública.

CIUDAD DE MÉXICO.- Durante este año se prepara la recuperación del crecimiento del sector lechero para los siguientes años hasta 2018 y durante 2014 se espera un crecimiento de entre 3.5 y cuatro por ciento, teniendo en cuenta que la producción nacional del lácteo alcanza ya entre 11 mil 200 millones y 11 mil 500 millones de litros al año.

En entrevista con Notimex, el titular de Coordinación General de Ganadería de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Francisco Gurría Treviño, informó que la reducción en insumos de productores de leche es un factor positivo.

El funcionario de la Sagarpa señaló que la producción del lácteo en México es de entre 11 mil 200 millones y 11 mil 500 millones de litros anuales, lo que hace que se tenga una oferta importante, aunque no suficiente para el tamaño del mercado mexicano.

Esta producción, mencionó, “satisface un porcentaje muy importante de la necesidad del consumo nacional, no solo de leche fluida sino de todos los productos y sus presentaciones, yogurt, queso, etcétera”.

Recordó que hasta el año pasado el costo del maíz era de cinco mil 200 pesos la tonelada y hoy es de entre tres mil y tres mil 200 pesos la tonelada, “cosa que hace que el sector tenga una buena perspectiva de crecimiento, porque los insumos más importantes en la composición de costos en la producción de leche es la alimentación del ganado”.

Actualmente los precios del maíz sorgo, soya y algunas otras oleaginosas están con precios menores a lo que se tenían hace un año, costos que estaban poniendo en aprietos la producción porque eran tan altos que no había una salida clara, dijo.

Además, “hoy se tiene una condición en donde llovió de manera importante sobre todo en el norte de México y algunas de estas cuencas lecheras tienen una oferta de alimento y forraje que hace un año escaseaba y estaba también carísimo”, expuso.

Por lo anterior, desde el punto de vista de costos, hay un respiro para el productor con el precio de insumos que hacen la cimentación en la producción y hay una buena perspectiva de crecimiento, aunque siempre habrá inquietud de los productores de que su producto vale más de lo que se les paga, mencionó.

Respecto a las importaciones de lácteos en México las compras al extranjero entre quesos, sueros, y leche en polvo “a lo mejor ese mercado asciende a unos 320 millones o 350 millones de dólares, pero el mercado mexicano es sensiblemente más grande”, indicó.

Dependiendo de cómo se midan las importaciones podrían llegar a ser de 35 por ciento del consumo, pero “las importaciones son complementarias, no hay que invertir la ecuación, México tiene una oferta que es sensiblemente más grande que las importaciones” y 35 por ciento nunca es más importante que 65, señaló.

Detalló que en México durante los últimos tres años el hato lechero se redujo entre ocho y 10 por ciento, pero más que por el cierre de establos ha disminuido el número de vacas, y esta disminución se debió por el alto costo de insumos en las dietas, en la alimentación.

Entonces se hizo este ajuste, “pero hoy comienza a haber un respiro, la Secretaría de Agricultura junto con Financiera Rural tenemos un programa de repoblamiento para que la gente adquiera vaquillas, con un apoyo a fondo perdido, con condiciones de crédito a seis años, con tasas del ocho por ciento y de esa forma se pueda repoblar esos establos”, explicó.

Respecto al tema de la leche en el Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico (TTP, por sus siglas en Inglés) resaltó que el sector lechero se ha venido cuidando, lo que es parte de la propuesta que México tiene.

Además, “esos otros países, con excepción de Australia y Nueva Zelanda no representan ninguna amenaza seria en este sector, aunque Nueva Zelanda y Australia significaría un reto y un desafío “pero eso es algo que está en la agenda, es algo que se está cuidando”, señaló.

Sin embargo, recordó que México actualmente ya importa una parte de sus necesidades de estos países tanto de Australia como de Nueva Zelanda, que son competitivos por el tipo de producción que tienen.

“El espíritu de los tratados es que tengan la mayor amplitud posible y los sectores vulnerables o que puedan ser sensibles tengan algún grado de protección o que tengan un esquema de desgravación en el mediano o largo plazos para que puedan preparar a los sectores y enfrentar estas condiciones de competencia”, resaltó.

Eso es algo de lo que México está muy consiente, aseveró, además de que ya tenemos experiencia en la negociación de tratados, “por su puesto el sector empresarial y productivo de México, la lechera ha sido escuchada por las autoridades y es parte de las consideraciones que México está llevando en estas negociaciones”.

El presidente de la Asociación Nacional de Ganaderos Lecheros (Anglac), Vicente Gómez Cobo, aseguró que México se encuentra en una gran oportunidad para alcanzar la autosuficiencia en leche y sus derivados durante los próximos cinco años.

Ello, dijo, porque están dadas las condiciones para aumentar la productividad y pasar de los 11 mil millones de litros anuales de producción a más de 20 mil millones al final del sexenio, pero se requiere ordenar el merado para dar certidumbre a los productores.

En entrevista con Notimex, Gómez Cobo señaló, por otra parte, que los industriales y productores de lácteos en México se pronunciaron por la exclusión del sector lechero del Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico, porque no representa ninguna ventaja para los productores ni consumidores nacionales.

Mencionó que a México “no le representa ninguna ventaja abrir más las fronteras, porque tenemos 80 mil toneladas de cupos de lácteos y normalmente no se utilizan en su totalidad, se utiliza apenas el 50 por ciento”.

En este momento no está definido si va a entrar el tema de lácteos o no por parte de México en el Acuerdo Trans-Pacífico, ya que Estados Unidos y Canadá, pidieron también la exclusión por considerar que hay diferencias importantes en el tema de competencia, puntualizó.