Economía

Sector industrial propone cambios a reforma hacendaria

10 febrero 2014 4:36 Última actualización 24 octubre 2013 14:9

[Francisco Funtanet, líder del sector industrial del país, durante la celebración del Día del Trabajo. / Cuartoscuro / Archivo] 


 
Redacción
 
 
 
Este jueves, el sector industrial del país presentó sus propuestas de modificacion a la reforma hacendaria que se discute en el Senado, en las que se contempla la "revalorización" y los "ajustes" a los impuestos en alimentos con alto contenido calórico y bebidas azucaradas, la incentivos de incentivos a todo tipo de empresas - y no sólo a "los negocios verdes"- y  la ampliación del margen para deducir las prestaciones de los trabajadores.
 
 
A nombre de los industriales de México, Francisco Funtanet, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), afirmó que la reforma hacendaria de Enrique Peña Nieto no estimulará el crecimiento económico del país.
 
 
Los industriales advierten que la elminación de prestaciones generará conflictos labores, disminuirá la creación de empleos y desacelerará la competitividad del mercado. Asimismo, previeron un cambio en la estructura de costos de las compañías.
 
 
En lo que se refiere al impacto en el sector automotriz, señalaron que el monto de deducibilidad en 130 mil no permite contar con unidades seguras (bolsas de aire), y se debe reconocer la inflación durante los últimos 10 años, por lo que propone aumentar el monto deducible para apoyar el mercado interno.
 

En cuanto a los derechos del sector minero, el organismo  propone ajustar las tasas para mantener al sector en una ola competitiva.
 
 
En relación con la deducción inmediata de inversiones, los industriales proponen ampliar el incentivo a todo tipo de inversiones, y con ello dinamizar el crecimiento económico, ya que en la minuta aprobada por la Cámara de Diputados sólo se aplica este incentivo a "negocios verdes".
 
 
La aplicación de este incentivo significará en el corto plazo una reducción de ingresos, pero en el largo plazo estos se multiplicarán, afirma el sector indutrial.
 
 
Refiere que cuando una empresa utiliza el incentivo aplica una deducción. Sin embargo, la empresa que vende los bienes de capital u otros activos acumula y crece la recaudación, por lo cual el balance no se afecta significativamente.
 
 
Francisco Funtanet consideró que el gravamen a refrescos y "comida chatarra" es "desproporcionada, inequitativa y regresiva", pues afecta a los que menos tienen.
 
 
Por ello, en el tema de las bebidas azucaradas, solicitó ajustar el tratamiento fiscal propuesto, con el objetivo de no afectar a las pequeñas empresas, y propuso realizar ajustes en temas de equidad y proporcionalidad, así como establecer cuotas sobre contenido real de azúcar para incentivar la innovación.
 
 
 
Con información de Notimex