Economía

Sector industrial pide eliminar nuevos impuestos y aprobar reforma energética

10 febrero 2014 4:33 Última actualización 23 octubre 2013 11:46

[La producción industrial de México cayó 0.7% en agosto, advierte la Concamin. / Bloomberg]  


 
Redacción
 
 
 
El sector industrial del país pidió al Congreso de la Unión aprobar la reforma energética, definir el Presupuesto de Egresos 2014 y eliminar los nuevos impuestos contemplados en la reforma hacendaria a fin de reactivar la economía nacional y elevar la productividad.
 
 
La Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin) demandó al gobierno federal realice un oportuno ejercicio del gasto público, al prever un 2014 complicado para el sector industrial que "aún no ha tocado fondo".
 
 

En el documento mensual "Pulso Industrial", el presidente del organismo, Francisco Funtanet Mange, expuso que "dado que 2014 no estará exento de dificultades, debemos concentrar nuestros esfuerzos en el motor interno, es decir, en el mercado nacional".
 
 

Para ello, propuso eliminar disposiciones como el impuesto a los alimentos con alto contenido calórico, el cual, aseguró, inhibe la inversión, el empleo y la producción, pues daña injustificadamente la operación de empresas y la conservación de fuentes de trabajo.
 
 

También pidió definir el Presupuesto de Egresos 2014, su estructura y calendario de ejecución, ya que "serán vitales para la reactivación del mercado nacional y la revitalización de la planta productiva".
 
 

Funtanet Mange indicó que si 2013 ha sido un año complicado, 2014 no será un periodo sencillo para la actividad económica nacional porque en el exterior aún soplan vientos de crecimiento lento e intermitente en las principales economías del mundo. Asimismo, señaló que actualmente la economía de México atraviesa por un largo periodo de desaceleración.
 
 

Comentó que la tendencia a la baja de la producción fabril no ha llegado a su fin y tampoco parece haber tocado fondo, pues no se percibe, en lo inmediato, alguna señal que anticipe el repunte de la actividad.
 
 

Mencionó que en agosto pasado la producción industrial retrocedió 0.7 por ciento respecto a igual mes del año anterior, al acumular cuatro meses consecutivos a la baja y elevar a seis las caídas mensuales reportadas en lo que va de 2013.
 
 

En consecuencia, 2013 se perfila como uno de los más difíciles para la industria mexicana, tomando en cuenta que en los primeros ocho meses del año la producción fabril decreció 0.9 por ciento respecto a igual lapso de 2012, acotó.
 
 

En ese sentido, destacó la importancia de la contribución que tendría una rápida aprobación de la reforma energética al crecimiento y modernización de la economía.
 
 

Comentó que detrás de ese comportamiento está la evolución del mercado estadounidense y la escasa demanda de bienes y servicios en México, pues los consumidores e inversionistas industriales de ambos países se mantienen cautelosos.
 
 

La mayor aversión al riesgo en los mercados financieros, los déficits presupuestales en algunas de las economías más importantes del mundo, la persistencia del desempleo y el subempleo complican el panorama de países como México, que dependen en alto grado de lo que ocurre en el ámbito internacional, agregó Funtanet.