Economía

Sector industrial crea más de 361 mil empleos de enero a julio: Concamin

Los empleos generados en el sector fabril representan el 75% de los nuevos empleos reportados por el Instituto Mexicano del Seguro Social hasta el mes de julio, informó Manuel Herrera Vega, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales.
Redacción
01 septiembre 2015 13:18 Última actualización 01 septiembre 2015 14:16
CONCAMIN

Manuel Herrera Vega dijo que la cifra representa el 75 por ciento de los nuevos empleos reportados por el IMSS. (El Financiero/Archivo)

A pesar de que en el primer semestre de 2015 la producción industrial avanzó a un ritmo moderado, no se ha debilitado su capacidad generadora de empleos ni sus contribuciones al fortalecimiento del mercado interno, afirmó Manuel Herrera Vega.

El presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) destacó que de enero a julio, el sector fabril creó más de 361 mil nuevas plazas de trabajo formales, colocándose como el más importante generador de oportunidades laborales en el país.

Esa cifra, dijo, representa el 75 por ciento de los nuevos empleos reportados por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) hasta el mes de julio; “en otras palabras, la industria ha creado tres de cada cuatro fuentes de trabajo en los primeros siete meses del año”.

Explicó que la generación de fuentes de trabajo en lo que va del año responde, entre otros factores, al favorable comportamiento mostrado por la producción manufacturera en sectores intensivos en mano de obra, tales como la producción de muebles, colchones y persianas, cuya producción cerró el primer semestre del año con un avance de 13.6 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior; la industria elaboradora de textiles reportó un crecimiento de 10.4 por ciento; la industria automotriz con un avance de 9.2 por ciento; los fabricantes de productos metálicos, cuya producción aumentó 8.5 por ciento.

En tanto la industria elaboradora de aparatos eléctricos y para la generación de electricidad, con un crecimiento de 6.9 por ciento y la producción de equipo de computación y aparatos electrónicos, cuya actividad se incrementó 6.7 por ciento, anotó.

En todos esos casos, dijo que el dinamismo reportado es dos veces mayor al del sector manufacturero, que fue de 3.1 por ciento en el primer semestre del año y considerablemente mayor al aumento registrado por la producción industrial en su conjunto que fue de 1 por ciento.

Señaló que para lograr lo anterior “no ha sido fácil, teniendo en cuenta las dificultades de un entorno para los negocios marcado por la desaceleración económica, pero las dificultades que hemos sorteado a lo largo del año no ha desgastado nuestra convicción a favor del empleo formal”.