Economía

Sector energético
se modernizará con leyes secundarias: SHCP

La SHCP indicó que las reglas que regirán los contratos de exploración y explotación de hidrocarburos permitirán atraer inversiones productivas necesarias para aprovechar el potencial energético del país.
Notimex
11 mayo 2014 15:47 Última actualización 11 mayo 2014 16:25
[Las cotizaciones del petróleo cerraron con registros positivos -en máximos de tres semanas./Bloomberg/Archivo]

[Las cotizaciones del petróleo cerraron con registros positivos -en máximos de tres semanas./Bloomberg/Archivo]

CIUDAD DE MÉXICO.- Las iniciativas en materia energética son de amplio rango y tienen el objetivo de modernizar y dinamizar al sector, afirmó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En el informe semanal de su vocería, la dependencia señaló que la claridad y transparencia de las reglas que regirán los contratos de exploración y explotación de hidrocarburos permitirán atraer inversiones productivas necesarias para aprovechar el potencial energético del país. 

En esta propuesta, señaló, se reconoce la necesidad de una reforma a la legislación secundaria de gran calado, en el contexto de la apertura del sector energético para alcanzar una mayor inversión y competencia en el sector en beneficio de la nación.

En el ámbito fiscal, la propuesta incluye la expedición de una nueva Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos, con el objetivo de definir los esquemas de ingresos que obtendrá el Estado, derivados de la exploración y extracción de hidrocarburos.

Asimismo, prevé la modificación a la Ley Federal de Derechos y la Ley de Coordinación Fiscal, para facilitar la implementación del nuevo esquema, anotó la SHCP.

Indicó que esta iniciativa se encuentra en línea con la reforma constitucional en materia de energía publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el 20 de diciembre de 2013.

Dicha reforma establece el nuevo esquema de explotación de los hidrocarburos mediante asignaciones (que sólo pueden ser otorgadas a empresas productivas del Estado como Pemex) o contratos (licencias, utilidad compartida y producción compartida).

En este sentido, apuntó, la Iniciativa de Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos plantea los mecanismos con los que contará el Estado para obtener los ingresos derivados de la explotación de los hidrocarburos, ya sea a través de contratos o asignaciones.

Por la importancia que tendrán los contratos de producción de hidrocarburos en la generación de ingresos para la Nación, la SHCP consideró pertinente destacar los aspectos más importantes que determinarán las contraprestaciones que recibirá el Estado derivadas de su aplicación.

En primer lugar, expuso, el tipo de contrato que se asigne dentro de los previstos en la reforma constitucional, dependerá de las condiciones esperadas de los yacimientos a explotar y será definido por la Secretaría de Energía con la opinión de la Comisión Nacional de Hidrocarburos.

Además, por principio de transparencia, todos los contratos se adjudicarán mediante licitaciones públicas, donde la variable de adjudicación será el nivel de recursos que reciba el Estado.

Con ello, no sólo se garantiza que los contratos se adjudiquen de manera transparente, sino que el Estado capture la renta petrolera en su totalidad, mencionó la Secretaría de Hacienda.

Apuntó que para garantizar que el Estado Mexicano capture la mayor parte de la renta petrolera en caso de presentarse condiciones extraordinarias (alto precio de los hidrocarburos, reducción de costos o yacimientos más productivos de lo esperado) la iniciativa prevé que cada contrato deberá tener un mecanismo de ajuste, mismo que se incluirá en las bases de licitación.

Este mecanismo garantiza que si el valor de lo producido en un yacimiento fuera mejor a lo previsto, aumenten los ingresos que reciba el Estado a través de un ajuste sobre las tasas de la utilidad operativa o sobre el valor de los hidrocarburos, añadió la SHCP.

En tanto, con el objetivo de cumplir su compromiso de ser un gobierno transparente, el Estado dará a conocer debidamente todos los ingresos que reciba por la exploración y extracción de los hidrocarburos.