Economía

Sector automotriz, de las principales fortalezas en la relación México-EU

12 febrero 2014 4:35 Última actualización 05 mayo 2013 18:24

 [Bloomberg] Ha duplicado su superávit comercial en 6 años y le ha permitido recuperar cuotas de mercado. 


 
Marvella Colín
 
A casi dos décadas de la puesta en marcha del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), se habla de un relanzamiento en las relaciones económicas y comerciales entre México y Estados Unidos, debido a que son pocos los sectores beneficiados, uno de ellos el automotor.
 
La rama automotriz representa una de las mayores fortalezas de la relación bilateral, por su elevada capacidad exportadora y su importante atracción de Inversión Extranjera Directa (IED), que permite generar una cantidad considerable de empleos.

En seis años prácticamente se ha duplicado el superávit comercial de la rama al pasar de 21 mil 790.8 millones de dólares en 2006 a 44 mil 233.3 millones en 2012, donde la mayor parte de ese saldo positivo se atribuye a su comercio con Estados Unidos, esto de acuerdo con cifras del Banco de México.
 
También destaca que nuestro país recuperó en siete años sus cuotas de mercado en la Unión Americana, que había perdido frente a China, cuando el gigante asiático entró a la Organización Mundial de Comercio en 2001 y empezó a ganar terreno en la primera economía del orbe.
 
La participación de las exportaciones mexicanas en el mercado estadunidense se elevó de 11 por ciento en 2005 a un récord de 14.4 por ciento en 2012, donde la industria automotriz fue la que más contribuyó a ese aumento.
 
De hecho, generaron la mitad del avance mencionado en cuanto a participación en las importaciones estadunidenses.
 
Lo anterior se desprende de información del Departamento de Comercio de Estados Unidos y de un estudio del Fondo Monetario Internacional.
 
En especial, la cuota de mercado de México en las importaciones estadunidenses de automotores y de repuestos, así como de accesorios --excluidos camiones--, subió casi nueve puntos porcentuales entre 2005 y 2012.

México originó una quinta parte --20 por ciento-- del total de la importación estadunidense de automotores y repuestos, convirtiéndose en el segundo proveedor de productos automotores para ese país, sólo detrás de Canadá.
 
En 2012, las exportaciones automotrices a Estados Unidos sumaron casi 80 mil millones de dólares, esto es, el 90 por ciento del total de las ventas externas del sector. En el primer bimestre, la suma de exportaciones automotrices de México asciende a 13.5 mil millones y se tienen buenas expectativas para lo que resta del 2013, ya que pese a los altibajos, el mercado automotor en Estados Unidos se prevé con solidez, con ventas anuales de 15.3 a 15.5 millones de autos.

IED constante
 
El aumento en la capacidad de producción y de las exportaciones ha estado apoyado por un flujo continuo de IED en el sector, proveniente principalmente de Estados Unidos, y en los últimos años también de Japón y Alemania.
 
De acuerdo con cifras de la Secretaría de Economía, la IED captada entre el 2000 y 2012 para la industria automotriz suma 23 mil 908.8 millones, por lo que tiene la más alta participación en la IED del sector manufacturero, con 19 por ciento, seguido por la industria de alimentos que captó el 18 por ciento.
 
La reconocida calidad de manufactura automotriz mexicana ha sido fundamental para que diversas armadoras elijan a nuestro país como plataforma única de fabricación para todos sus mercados.
 
Actualmente, la industria automotriz genera más de 550 mil empleos directos con remuneraciones que duplican el promedio del sector manufacturero.
 
De acuerdo con ProMéxico y de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, el sector seguirá en ascenso y se prevé que pase de una producción de 2.9 millones de vehículos en 2013 a 3.7 millones en el 2015.