Economía

Sector agrario pide reorientar el presupuesto de la Sagarpa para 2015

Organizaciones campesinas consideran que la distribución de los 92 mil 142 millones de pesos como presupuesto para la Sagarpa no refleja cambios en programas que incentiven la producción.
Héctor Chávez
14 noviembre 2014 18:54 Última actualización 15 noviembre 2014 4:55
campoc

(Reuters)

CIUDAD DE MÉXICO.- Productores de alimentos en el país consideran que el presupuesto destinado a la Secretaría de Agricultura para el 2015 será suficiente sólo si se trabaja en la reorientación de los recursos hacia los diversos programas dando prioridad a los pequeños productores del país y no a las grandes empresas comercializadoras.

En entrevista con EL FINANCIERO, Raúl Pérez Bedolla secretario de organización de la Alianza Campesina del Noroeste, consideró que la distribución de los 92 mil 142 millones de pesos como presupuesto para la Sagarpa en 2015 no refleja cambios en programas que incentiven la producción.

Dijo que en la forma cómo se está distribuyendo el presupuesto no hay cambios sustantivos, de tal manera que no podrá privilegiar la construcción de una política productiva eficiente que resuelva la dependencia alimentaria.


“No se puede hacer planes de crecimiento en la producción si no hay una reorientación del gasto público”.

Por su parte Federico Ovalle de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos, señaló que nuevamente se trata de un presupuesto inercial, que no tiene modificación ni refleja ningún compromiso en términos de cambiar la política para el campo.

Dijo que si bien el presupuesta a la Sagarpa como cabeza de sector se ha incrementado en casi el 10 por ciento, la mayor dificultad no está en la cantidad, sino en cómo se propone gastar.

“No es un problema de recursos, sino de orientación para incentivar la producción y productividad y para que se pueda crear una empresa pública que permita acopio y comercialización de granos”.

Los dirigentes consideraron que los recursos destinados al programa de apoyos a la comercialización por un monto de 12 mil millones de pesos será insuficiente para enfrentar la difícil situación de miles de productores, por lo que será necesario ajustar el ingreso objetivo que tiene un rezago desde el 2011 y que en el caso del maíz debe tener un incremento al menos del 42 por ciento y pasar de 2200 a 3 mil 100 pesos pues los costos de producción se les han incrementado en ese mismo periodo en 73.26 por ciento.

Argumentaron que la cosecha del ciclo agrícola primavera-verano 2014 de maíz y fríjol que está por concluir, será abundante gracias a la buena temporada de lluvias, con lo cual contradijeron las declaraciones del titular de Sagarpa, Enrique Martínez y Martínez, de que el buen resultado era por apoyos de esta dependencia.

Pérez Bedolla subrayó que los precios para los granos básicos que proponen las organizaciones campesinas son para que el maíz pase a 4 mil pesos la tonelada; frijol 12 mil; sorgo 3 mil 600; en tanto que el trigo deberá ubicarse en 4 mil 200 la tonelada.

Cabe señalar que el martes próximo dirigentes de organizaciones campesinas se reunirán con funcionarios de la Secretaría de Gobernación en donde se pretende que se acuerde el precio de referencia de los principales granos del país.