Economía

Sector aeroespacial
‘dará alas’ a comercio
en TLCAN

La industria aeroespacial es una de las que tiene mayores oportunidades de crecimiento en la zona del TLCAN; el avance en la manufactura de sectores como el automotor y el eléctrico-electrónico, así como un probable incremento en la demanda de aviones, son factores que impulsan a este sector en el país.
Dainzú Patiño
26 octubre 2014 23:41 Última actualización 27 octubre 2014 5:5
Avión

En México, el sector aeroespacial es uno de los más dinámicos, después del automotriz. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Son mil 200 ingenieros los que se desempeñan en el área de aviación de General Electric Infraestructure Querétaro (GEIQ), inaugurada en 1999. Su jornada laboral inicia a las 7 a.m., o antes, y puede extenderse pasando las 11 de la noche, pues hay que coordinar actividades por teleconferencia con los centros en Polonia, la India y China, viajar a otros centros para atestiguar pruebas y diseñar nuevos componentes.

El futuro de las actividades de GEIQ es promisorio, con la demanda actual de aviones alrededor del mundo y la que se prevé.
“La expectativa es diseñar más partes de turbinas, software, tener más pruebas y con mayor profundidad en el centro de ingeniería, contribuir a un mejor aterrizaje y disminuir el consumo de turbosina de los aviones.

Cada dos segundos despega en el mundo un avión con una turbina GE, de las que al menos 10 por ciento fue diseñada en México”, dijo a El Financiero, Rafael Lozano, líder de Ingeniería Global para Aviation Systems de GE.


LA CLAVE PARA EL TLCAN

Si bien los volúmenes de exportación de productos mexicanos de la industria aeroespacial aún son pequeños, después del sector automotor es de los más dinámicos y con mayores oportunidades de crecimiento en la zona del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

La experiencia comercial de los tres países desde hace 20 años, el avance en la manufactura de sectores como el automotor y el eléctrico-electrónico, costos para la producción por debajo de otras regiones, además de las previsiones para la demanda mundial de aviones en las próximas dos décadas, son factores que impulsan a la industria. “No hay duda que México se ha transformado en una casa del sector automotor.

Pero el sector aeroespacial también está cobrando mayor importancia en el comercio con EU. Por ejemplo: si vas por Querétaro se pueden ver empresas internacionales instaladas, como Bombardier; hay una universidad enfocada en aeronáutica, generando ingenieros para ese sector. Estamos viendo establecimiento de empresas clave en Baja California, en Chihuahua…”, comentó en entrevista Michael Camuñez, subsecretario de Comercio de EU en 2010-2013.

NUEVAS OPORTUNIDADES

Debido a una mayor oferta de energéticos en EU, que se complementará con la reforma energética y el Plan Nacional de Infraestructura en México, se prevé que la región se consolide como una de las más dinámicas en el mundo, refirió, Luis Ricardo Rodríguez, socio de comercio internacional de KPMG.

“Vemos una tendencia creciente; se recibe con buena perspectiva el nuevo aeropuerto en la ciudad de México, pues lejos de ser un hub de comunicación, también permite que se establezcan nuevas alternativas y una mayor perspectiva relacionada con la producción de aeronaves”, señaló.

Además, desde 2012 México es miembro del Arreglo de Wassenaar, para el control de las exportaciones de armas convencionales, bienes y tecnologías de uso dual.

Así, en México operan empresas como MD Helicopters, dedicadas a la fabricación de fuselaje para helicópteros de ataque.

Luis Lizcano, director de la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial, detalló que la construcción de una planta para fabricar el Airbus A320, en Alabama, EU, dará más dinamismo a la producción en la región. “Se va a generar una serie de oportunidades muy interesantes para México en proveeduría”.

JOINT VENTURE

Jim Quick, presidente de la Asociación de la Industria Aeroespacial de Canadá, explicó que en los próximos 20 años se requerirá la construcción de 37 mil aeronaves en el mundo, y actualmente no existe la capacidad instalada para responder a esa demanda. Esto beneficiará la proliferación de empresas de todos los tamaños en EU, Canadá y México, mediante diversas estrategias como las asociaciones.

“Pequeñas y medianas empresas quieren venir de Canadá para fortalecer las cadenas de suministro en México, lo que generaría beneficios para los costos”, explicó.

También se observa el interés de empresas de Singapur por asociarse en el país. “En Baja California hemos tenido visitas de empresas y de agencias de comercio e inversión. El interés es motivado por el conocimiento y experiencia de las empresas en México, y así reducir el tiempo para su consolidación en nuevos mercados, además de su posición geográfica para atender el mercado norteamericano, dijo Rigel Navarro, ejecutivo de Desarrollo de Negocios en Tijuana EDC.
Igual se espera que llegue Embraer, a través de una asociación con la francesa Zodiac Aerospace.

Lizcano explicó que el área de oportunidad es agregar más valor a los componentes en México con el desarrollo de proveedores de primera y segunda línea. “Debemos identificar las necesidades de las empresas para fomentar la inversión nacional en el sector, contemplar asociaciones con extranjeras y así tener una transferencia de tecnología”, expuso.

David Robillard, presidente de la Cámara de Comercio de Canadá en México, dijo que para agilizar el envío de estas partes, es necesario que los países trabajen en acuerdos trilaterales para homologar estándares de seguridad y logística.

Dar clic para ampliar la imagen

“empresas