Economía

¿Se rompió el nexo entre política monetaria e inflación?

Ante un escenario más incierto de la política monetaria de los Estados Unidos, el ejemplo del Banco Central de Dinamarca podrá arrojarnos alguna luz en un terreno del que no se tiene mucha experiencia: tasas negativas con baja inflación.
Bloomberg
19 mayo 2016 20:17 Última actualización 19 mayo 2016 20:42
Planeación monetaria. (factorhumanorh.com)

Planeación monetaria. (factorhumanorh.com)

Luego de darse a conocer las minutas de la Reserva Federal (Fed), la pregunta sería: ¿se ha roto el vínculo entre política monetaria e inflación?

El gobernador del banco central de Dinamarca, donde las tasas nominales han sido negativas por más tiempo que en cualquier otro lugar del mundo, dice que podría haber indicios de que ese nexo se ha debilitado.

“Nos encontramos en territorio en el que no tenemos mucha experiencia, por lo que no podemos descartar la posibilidad de que la relación entre las tasas y la inflación ya no sea tan fuerte como antes”, dijo Lars Rohde, de 62 años, en una entrevista en el banco central en Copenhague. “La inflación exige presión de la demanda, y a nivel mundial esa presión ha sido muy escasa”.

TASAS DE INTERES NEGATIVAS

Si bien, Dinamarca usa tasas de interés negativas para defender la paridad de la corona danesa contra el euro.

El período sin precedentes de estímulo monetario de Dinamarca proporciona algunas pistas sobre cómo afecta esa política al comportamiento de los precios. Las experiencias pueden terminar por poner de cabeza las premisas básicas que han dominado la teoría de los bancos centrales desde la década de 1990, cuando se popularizaron las metas de inflación.

“En el debate sobre política inflacionaria siempre se pensó que es mucho más fácil tirar de una cuerda que empujarla”, dijo Torben M. Andersen, profesor de economía de la Universidad Aarhus. “Pero no tenemos mucha experiencia en lo difícil que puede ser tener éxito en aquello que los bancos centrales del mundo ahora están tratando de hacer”.

LOS HECHOS

La inflación danesa está por completo estancada desde marzo luego de permanecer muy por debajo del nivel de 1 por ciento en los últimos dos años. El gobierno redujo hace poco su pronóstico de crecimiento económico para 2016 de 1.9 a 1.1 por ciento. La paridad contra el euro, por otro lado, sigue intacta.


Sin embargo, en momentos en que los bancos centrales desde Suiza hasta Japón llevan sus tasas a terreno negativo, la ausencia de inflación en las economías resulta llamativa.

Los precios al consumidor declinaron en Japón en marzo, en términos anuales; mientras que Suiza lleva casi media década en el combate contra la deflación. Incluso en los Estados Unidos, donde el producto interno bruto crece a un ritmo superior al 2 por ciento anual, el año pasado virtualmente no hubo inflación.

En la zona del euro, la sensación es que el Banco Central Europeo (BCE) debería considerar elevar su meta de inflación durante un tiempo para compensar el largo periodo de precios casi estancados, según el miembro del Consejo Gobernante, Erkki Liikanen.

El BCE ha quedado muy por debajo de su meta del 2 por ciento en sus expectativas de alza de los precios en los últimos años, y el índice fue negativo en 0.2 por ciento durante el mes pasado.

En Suecia, en donde las tasas del banco central han sido negativas por más de un año, la vicegobernadora del Banco de Suecia (Riksbank), Cecilia Skingsley, dijo que la política monetaria necesita ser más ‘flexible’ en el futuro, esto es porque en el actual contexto “dejó de ser tan eficiente como originalmente se percibía que fuera”, agregó.

“Lo tradicional es pensar que la política monetaria es un instrumento muy poderoso si se trata de bajar la inflación”, dijo Rohde. “A la inversa podría no ser tan poderoso porque hay que atravesar una cadena muy larga de consecuencias”.

“Si el problema es la falta de demanda y hay muchos recursos ociosos, tanto humanos como de capital, lleva mucho más tiempo y es posible que sea menos poderoso”, dijo el encargado del banco central danes.

Todas las notas ECONOMÍA
Esto es lo que ha ganado Hacienda con el impuesto a refrescos
Gasolinazo tiró consumo de gasolina en 2.8% en enero
Banca mexicana, alineada a las 5 mega tendencias tecnológicas globales
Física: carrera rentable, bien pagada y de poca demanda
¿Cuánto cuesta la gasolina hoy?
Falso, que se vaya a reducir salario cuando trabajador enferme: STPS-IMSS
Gasolina baja cinco centavos en una semana
Gasolina en NY sube 1.01% tras caída en inventarios, pero en México baja 0.12%
Pobreza laboral disminuyó 4.9% en 2016: Coneval
Ministro francés pide acelerar negociación comercial entre la UE y México
Complejidad en servicios bancarios desalienta la inclusión financiera
¿Los Juegos Olímpicos están en crisis?
Mexico tiene con qué enfrentar los riesgos: especialistas
BAT podría aumentar empleo en EU: Trump
Edelman advierte: si cae más la confianza, el sistema colapsa
Fijar aranceles a EU, 'Plan B' de México en caso de que falle TLC: Guajardo
Pemex concreta primera alianza con empresa privada para una refinería
Cancelación de TLCAN es el peor escenario para México, advierte Moody's
El salario no lo es todo: Nobel de Economía
Abrirá Michigan oficina comercial en Querétaro
Inflación acelera ligeramente en primera quincena de febrero
Inversiones de la reforma energética en riesgo por conflictos sociales: Gmi Consulting
Moody's recorta proyección de crecimiento de México
Solicitudes de subsidio por desempleo en EU suben más de lo esperado
Cae 36% la venta de autos en Guanajuato