Economía
entrevista
Jeremy Bentham, Vicepresidente de Ambiente de Negocios de Shell Global

Esto es lo que el VP de Shell espera de México tras las elecciones

Para Jeremy Bentham, las sorpresas en el ámbito político se dan ya en diversas partes del mundo, por lo que lo importante es saber reconocerlas y saber que se puede ir más allá de la volatilidad política en la dirección deseada, como es el caso de México, que con sus reformas se encamina en esa dirección, afirmó.
Jonathan Ruiz/Sergio Meana
03 junio 2015 23:53 Última actualización 04 junio 2015 8:24
Jeremy Bentham

La creciente oferta del gas genera un número significativo de oportunidades para el uso de energía, afirmó Jeremy Bentham. (Eladio Ortiz)

“La creciente oferta del gas genera un número significativo de oportunidades para el uso de energía. La ventaja es que es una fuente limpia que genera mucha menos contaminación”.

Las sorpresas en los procesos políticos, como el que tendrá México este domingo, se darán. Por eso, antes que sorprenderse, hay que tener la capacidad y madurez para reconocerlos y adaptarse a ellos, señaló Jeremy Bentham, vicepresidente de Ambiente de Negocios para Shell Global, en entrevista con El Financiero.

En ese sentido afirmó que es necesario que las empresas tengan definido un camino claro y se dirija la estrategia empresarial hacia dicha dirección a pesar de las turbulencias, económicas o políticas.

Además, pidió que los países que hoy no tienen una clara regulación impositiva sobre las emisiones de carbono deben hacerlo a la brevedad, lo mismo en el caso de los combustibles fósiles.

___ ¿Qué expectativas tiene de las elecciones en México, hay algún escenario que pueda resultar de esto que modifique sus planes?

___ Una frase que utilizo con frecuencia es que ya entramos en una era de volatilidad y transición, vemos volatilidad económica, vemos volatilidad estructural y la vemos en todos lados, en el Medio Oriente, en diversas partes del mundo.

Cuando hay una corriente siempre hay una contracorriente e indudablemente en México, como en el Reino Unido, -nosotros también acabamos de tener elecciones allá- va a haber sorpresas. Lo que es importante es reconocerlas y saber que se puede ir más allá de la volatilidad política en la dirección deseada.

En México esto es muy claro y se ve con una serie de reformas que marcan esa dirección.

___ Cuando regrese a Europa, en las juntas con directores, ¿qué les comentará del panorama político de México?

___ Para ponerlo en términos del documento Scenarios, hay panoramas que definimos como montañosos y otros como océanos. En el caso de México me recuerda más a un panorama del tipo océano por las reformas que son muy significativas y que abren la posibilidad de acelerar el desarrollo económico. En ese sentido se deberá hacer un esfuerzo para que su implementación y la absorción de todos estos beneficios sea la correcta.

___ En el panorama global aún se prevé que el mundo dependa los próximos 30, 40 años del petróleo, ¿ven ustedes lo mismo o se está moviendo Shell hacia otra dirección?
___ Aunque depende de las elecciones que hará la gente en el futuro, vemos que el petróleo sí será lo que soporte el consumo de energía en el próximo periodo, al menos en el mediano plazo. Para 2030, sin embargo, sí vemos que la fuente de energía más prominente será el gas, aunque el petróleo y el carbón seguirán con una importante presencia.

Hay que considerar que la caída en los costos de producción sobre todo de la tecnología solar podría colocarla como la principal para mitades de este siglo.

En las próximas décadas lo que más veremos será una mucha mayor combinación de las diferentes fuentes de energía, entonces estamos viendo un incremento de la tecnología solar y del viento, pero también de los biocombustibles.

Lo que es importante reconocer aquí es que todas evolucionarán juntas, porque las renovables tienen muchas ventajas, pero también algunas desventajas. Las otras fuentes como el gas y el petróleo, son densas, están disponibles siempre, son fáciles de almacenar y fáciles de voltear hacia cualquier lado en términos de su uso. La gran historia de los próximos años va a ser de cómo crecen, pero sobre todo de cómo se utilizan todas juntas.

___ ¿Verían que México pudiera integrarse a Norteamérica y vender el gas al mismo precio?

___ Será necesario que la inversión adecuada se cree a través de legislaciones institucionales. Eso requiere un profundo entendimiento de México y el entorno global en el que se encuentra. Porque claro que aunque pienses sólo en Norteamérica estás pensando en todo el contexto global, y por tanto está afectado por toda la demanda y oferta del mundo. Te afecta lo que sucede tanto en China como en la economía norteamericana.

México está tomando los pasos en la dirección correcta para reconocer esto, al abrir el mercado y generar nuevas oportunidades.

Además, dado que el gas es un commodity que tiene un gran valor, pero tiene que ser transportado de donde se produce a donde se consume generalmente, implica una mucho mayor inversión en infraestructura y gasoductos o en las terminales de licuefacción, por lo que el precio varía según el usuario y su ubicación, sin embargo es cierto que en Estados Unidos se puede obtener un precio muy cercano al del Henry Hub que es muy bajo.

La creciente oferta del gas genera un número significativo de oportunidades para el uso de energía. La ventaja es que es una fuente limpia que genera mucha menos contaminación y por eso lo vemos crecer, es muy probable que con ello veamos nuevas aplicaciones para el gas natural, por ejemplo lo vemos hoy en calefacción y para generar electricidad, pero cada vez lo veremos más en transportes: en camiones y en barcos.

___ Tienen una relación con Pemex en Deer Park, ¿podría darles esto una ventaja al trabajar en México?
___ No sé si eso nos dé una ventaja, uno pensaría que sí, porque se van construyendo relaciones corporativas y eso se hace a través de los valores que tenemos como compañía de honestidad, integridad, respeto por los demás, transparencia, y además tenemos un fuerte compromiso con la tecnología y la innovación.

Algo que será muy importante para México será la habilidad para ser muy eficientes al desarrollar aplicaciones en aguas profundas. Shell tiene una historia importante en este sentido, la mayoría de los récords de perforaciones en aguas profundas han sido establecidos por nosotros.

___ ¿Qué sería lo más importante en términos de la relación con el medio ambiente?
___ Hemos identificado una lista de 15 factores que son vitales para el desarrollo con el medio ambiente, pero dos que son fundamentales para mí, la calidad del desarrollo urbano y la imposición de precios e impuestos a las emisiones contaminantes. Ésta última es una de las razones por las que hemos dicho públicamente, junto con otras seis de las más importantes petroleras de Europa, en una carta enviada a Naciones Unidas, que es necesario impulsar en todos los países esquemas de impuestos a las emisiones.

Tenemos que reconocerlo para llegar a la conferencia de París de finales de año, donde cada país hablará de sus aportaciones a la reducción de emisiones globales. México ha sido uno de los que más rápido ha implementado cambios en este sentido.

___ ¿Quién realmente podrá implementar políticas de este tipo con la economía como está hoy?
___ Lo que empezamos a ver son ejemplos que empiezan a salir en todas partes del mundo. Ya hay una Comisión Europea, hay esquemas importantes en California y experimentos muy interesantes en China, puede ser bajo esquemas impositivos o bajo precios de transferencia.
Lo que buscamos es conjuntar todos estos esfuerzos y hacerlos en todas partes, porque en verdad somos muy serios cuando se trata de afrontar el reto del calentamiento global.

La creciente oferta del gas genera un número significativo de oportunidades para el uso de energía. La ventaja es que es una fuente limpia que genera mucha menos contaminación