Economía

Se pronuncian en contra de fondos buitre en Argentina

La presidenta Cristina Fernández calificó a los fondos de inversión de "extorsionadores" y descartó que su país pueda pagar la deuda en los términos exigidos.
Associated Press
21 junio 2014 11:44 Última actualización 21 junio 2014 11:46
Cristina Fernández

Cristina Fernández

BUENOS AIRES.- Trescientas organizaciones de trabajadores, pequeños y medianos empresarios, campesinos, intelectuales y estudiantes, llamaron el sábado a "ponerse la camiseta" contra los denominados fondos buitre, en medio del conflicto tras la decisión de la justicia de Estados Unidos de obligar al país a pagar unos mil 500 millones a tenedores de bonos en cese de pagos.

En un documento público, las organizaciones repudiaron públicamente "el accionar de los fondos buitre y de la maliciosa interpretación judicial en Nueva York".

Añadieron que esa interpretación "socava la soberanía de nuestro país y pone en riesgo la posibilidad de seguir creciendo con inclusión social, que a diferencia del ajuste y la dependencia que proponen las viejas recetas del neoliberalismo, nos han permitido cumplir con todos nuestros compromisos financieros y sociales".

La nota aseguró que "llegamos a esta situación" a partir de una historia de "dependencia" y recuerda que en la región de América Latina se ha demostrado que "los procesos de endeudamiento nunca han propiciado períodos de desarrollo productivo".

"Los costos los han pagado los sectores de menos recursos, los productivos y la clase media y la sociedad en su conjunto", afirmó.

La decisión de la justicia estadounidense obliga a Argentina a pagar en efectivo y en muy corto plazo la deuda a los llamados "fondos buitre".

El lunes, la presidenta Cristina Fernández calificó a los fondos de inversión de "extorsionadores" y descartó que su país pueda pagar la deuda en los términos exigidos.

Según el gobierno, pagar a los "fondos buitre" como establece el fallo habilitaría a los bonistas que aceptaron en los últimos años títulos reestructurados en cese de pagos desde 2001 y a otros que no lo hicieron pero tampoco demandaron al país, a reclamar el mismo trato. Ello implicaría una erogación de más de la mitad de las reservas internacionales, que rondan los 29 mil millones de dólares.

El gobierno no ha explicado claramente cuál será su estrategia y si negociará con los "fondos buitre" cómo cancelará lo que les adeuda.