Economía

Se necesitan 8 reactores para cumplir metas

Aunque la Sener tiene planes de construir dos unidades que generarían dos mil 800 megawatts de capacidad instalada, éstas no serían suficientes para poder cumplir las metas de generación de energía limpia, señaló la Academia de Ingeniería de México.
Atzayaelh Torres
27 agosto 2014 23:53 Última actualización 28 agosto 2014 5:0
reactor nuclear

El país debería contar con ocho plantas nucleoeléctricas para cubrir las expectativas de generación de energía limpia. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Para alcanzar las metas de generación de energía limpia, será necesario que se construyan, al menos, ocho plantas nucleoeléctricas, de acuerdo con la Academia de Ingeniería de México.

El compromiso firmado por México ante la ONU indica que para 2024 el país deberá generar 35 por ciento de su electricidad mediante fuentes no fósiles, sin embargo, más de 50 por ciento se proyecta que será con gas natural y una buena parte aún con combustóleo y diesel, de acuerdo con las proyecciones actuales.

La prospectiva del sector eléctrico 2013 a 2027, elaborada por la Secretaría de Energía, tiene en la lista la construcción de dos unidades más que aportarían dos mil 800 megawatts de capacidad instalada, sin embargo, hasta el momento no se ha planteado una estrategia para construirlas, lo cual, de acuerdo con la Academia de Ingenieros de México, no serán suficientes.


De acuerdo con una propuesta elaborada por el órgano de estudio al que pertenecen también funcionarios del sector energético, es viable la construcción de plantas nucleares dentro de las cavernas, lo que reduciría significativamente los riesgos en el caso de algún accidente.

De hecho, actualmente las turbinas de la presa La Yesca, en los límites de Nayarit y Jalisco, se encuentran incrustadas en los montes que rodean la cortina de la planta hidroeléctrica.

“El costo de construir reactores en esos lugares es relativamente bajo y ofrecen un factor adicional de seguridad, ya que en la misma ubicación geográfica, la carga sísmica de las estructuras subterráneas es menos que para las estructuras en superficie”, señala el documento.

Sin embargo, recomienda que será necesario que se espere a que terminen de desarrollarse reactores nucleares de cuarta generación, mismos que estarán disponibles hacia 2025, puesto que esta tecnología se basa en fisión (más no en fusión), lo que permite generar calor con un menor uso de uranio.

EN MANOS DEL ESTADO

Dentro de la reforma energética, la administración de la energía nuclear no tuvo cambios, pues continuará totalmente en manos del Estado.
El Capítulo 3 de la Ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional da cuenta de que el Estado es quien tendrá el control de cualquier instalación nucleoeléctrica meramente para fines pacíficos.