Economía

Se hunden bonos por posible adelanto de Banxico a la Fed

Los inversores se deshacen de los bonos mexicanos en pesos mientras el Banco de México analiza subir las tasas de interés antes que la Reserva Federal de EU.
Bloomberg
18 febrero 2015 11:47 Última actualización 18 febrero 2015 11:47
[Banxico se mantendrá vigilante de que las modificaciones fiscales no causen efectos de segundo orden sobre la inflación: grupos financieros. / Bloomberg] 

[Banxico se mantendrá vigilante de que las modificaciones fiscales no causen efectos de segundo orden sobre la inflación: grupos financieros. / Bloomberg]

Los inversores se deshacen de los bonos mexicanos con denominación en pesos en momentos en que el Banco de México (Banxico) analiza subir las tasas de interés para adelantarse a la Reserva Federal de Estados Unidos.

La liquidación ha hecho subir los rendimientos de los pagarés con vencimiento en 2016 al nivel más alto en cuatro meses -4.03 por ciento- luego de que las minutas del Banxico difundidas el 12 de febrero mostraran que un miembro de la junta directiva planteó la posibilidad de prevenir un aumento de los costos crediticios estadounidenses para contener flujos salientes del país latinoamericano.

Encabezadas por Agustín Carstens, las autoridades mexicanas indican que aumentarán la referencia por primera vez en más de seis años por temor a que una disminución de la ventaja en tasas respecto de los Estados Unidos lleve a los inversores a rehuir los activos de renta fija locales. La tasa objetivo de México, que es de un bajo nivel récord de 3 por ciento, está 2.75 puntos porcentuales por encima de la estadounidense, la menor cantidad desde que el país latinoamericano adoptara una nueva referencia en 2008.

“El Banco de México va a desplazarse con la Fed o antes”, dijo por teléfono Alonso Cervera, economista jefe para América Latina de Credit Suisse.

Pronostica que el banco central aumentará las tasas un punto porcentual este año, y que el primer incremento se producirá antes de que la Fed suba los costos crediticios.

CRECIMIENTO LENTO

Ricardo Medina, un vocero del banco central, se negó a hacer declaraciones sobre la política monetaria.

En las minutas de la reunión del 29 de enero, el miembro de la junta directiva que analizó un posible aumento preventivo de tasas dijo que el banco central debería comunicar su intención de subir los costos crediticios “a la brevedad”, mientras que otro dijo que no había margen para flexibilizar la política monetaria. El banco mantuvo la tasa sin cambios en esa reunión en tanto busca impulsar el crecimiento en una economía que se ha visto afectada por la caída de los precios del petróleo.

“Mi interpretación de los indicios de Banxico es que, de ser posible, querría subir la tasa antes que la Fed”, dijo por teléfono desde Nueva York Benito Berber, un analista de Nomura.

La Fed subirá las tasas –que son de entre 0 y 0.25 por ciento- en el tercer trimestre, según la mediana de los pronósticos de analistas que recopiló Bloomberg.

Los operadores de permutas en México ya están convencidos de que el banco central elevará los costos crediticios en los próximos 12 meses, mientras que las probabilidades eran de 11 por ciento hace tres semanas, cuando la desaceleración de la inflación alimentó la especulación de que las autoridades podrían disponer una nueva reducción de la tasa.

“Al decir que podría subir antes que la Fed, Banxico trataba de llevar a los mercados a una posición más defensiva”, dijo Alexis Milo, un economista de Deutsche Bank, por teléfono desde Ciudad de México. “Antes de la decisión del mes pasado, el mercado veía una posibilidad de declinación de la tasa. Las minutas lo revirtieron”.