Economía

Se expanden reservas de gas europeas para evitar repetir crisis de 2006

Las reservas de gas de la Unión Europea están cubriendo las interrupciones del suministro que hacía Rusia; la región, dependiente del gas ruso por cerca del 15% de sus necesidades, 
ha tratado desde el 2 de mayo de negociar un acuerdo
para mantener los envíos.
Bloomberg
16 junio 2014 20:8 Última actualización 16 junio 2014 20:11
Banderas

Unión Europea expande sus reservas de gas ante el corte del suministro ruso. (Bloomberg)

Los mayores inventarios de gas de la Unión Europea en tres años están amortiguando a la región de las interrupciones del suministro de Rusia y ayudando a evitar una repetición de las crisis anteriores, cuando los precios se cuadruplicaron.

OAO Gazprom, la compañía estatal de Rusia, cortó el suministro a Ucrania ayer después de que expiró la fecha límite para el pago de la deuda vencida. La medida se hizo eco de las disputas similares que interrumpieron los embarques a Europa durante las heladas en 2006 y 2009.

Europa, dependiente del gas ruso a través de Ucrania por cerca del 15 por ciento de sus necesidades, ha tratado desde el 2 de mayo de negociar un acuerdo para mantener los envíos.

El almacenamiento en los 28 estados miembros estaba en un 65 por ciento de su capacidad ayer, el porcentaje más alto para esta época del año desde 2011, de acuerdo a Gas Infrastructure Europe, firma de cabildeo establecida en Bruselas. Precios del Reino Unido, un referente regional, probablemente no van a ganar más de un 5.6 por ciento, asumiendo que este corte dure dos semanas o menos, de acuerdo a Energy Aspects Ltd., una firma consultora para la industria con sede en Londres.

“Esto no significa mucho todavía para Europa porque está a mitad del verano, los suministros de gas son relativamente altos, no es el punto en que se están encendiendo las alarmas en Europa”, dijo vía telefónica Daragh McDowell, analista senior para Rusia de Maplecroft Ltd en Bath, Inglaterra.

Para el próximo mes, el gas de Reino Unido subió hasta 45.55 peniques por termia ($7.74 dólares por millón de unidades térmicas) de ayer antes de establecerse en 42.61 peniques en ICE Futures Europe.

El salto intradía fue el más grande desde el tres de marzo, el primer día de operaciones después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, obtuvo la aprobación de los legisladores para enviar tropas a la región de Crimea en Ucrania. El contrato se ha reducido un 38 por ciento en 2014 debido a que el invierno más cálido en siete años frenó la demanda.

PAGOS FALLIDOS

Ucrania no pudo pagar una deuda de más 4 mil 400 millones de dólares para las entregas rusas en noviembre, diciembre, abril y mayo, declaró ayer Gazprom, compañía con sede en Moscú. Rusia cortó el fluido a Ucrania y sólo está proporcionando el gas destinado a la Unión Europea, dijo ayer Andriy Kobolyev, CEO de la compañía energética Naftogas Ukrainy, en una reunión del gobierno en Kiev.

“Al principio tuvimos una reacción automática de los precios, que estuvo limitada por el hecho de que el almacenamiento del gas europeo es bastante alto. Rusia todavía está suministrando gas a través de Ucrania para cubrir la demanda de los países europeos; mientras esto continúe y estos suministros no se desvíen a Ucrania, es probable que cualquier reacción del precio permanezca contenida” aseguró ayer vía email Harry Tchilinguirian, jefe de estrategias de mercados en BNP Paribas en Londres.