Economía

Se estanca comercio en Ciudad Juárez por cambios fiscales

El presidente de la Cámara de Comercio, Alejandro Ramírez Ruiz informó que el sector en Ciudad Juárez ha resentido una baja en sus ventas en lo que va del año debido a la reforma fiscal, en especial la homologación del IVA al 16%.
Luis Carlos Cano / corresponsal
07 junio 2014 17:59 Última actualización 07 junio 2014 17:59
Restaurantes con degradado

Restaurantes con degradado (El Financiero/Archivo)

CIUDAD JUÁREZ.- Comerciantes y restauranteros reportaron un estancamiento en sus ventas en lo que va del año, lo que atribuyen a una consecuencia de los cambios por la reforma fiscal, en especial la homologación del Impuesto al Valor Agregado al 16 por ciento.

Las afectaciones por la reforma son evidentes, y en lo que compete al comercio se buscará mostrar los argumentos necesarios al Sistema de Administración Tributaria sobre esta situación, así como también en la medida de lo posible buscar incentivos que compensen las pérdidas, dijo al respecto, Alejandro Ramírez Ruiz, presidente de la Cámara de Comercio.

El también presidente en turno del Consejo Coordinador Empresarial en esta frontera, dijo que le darán seguimiento a esta situación en las reuniones de trabajo que tendrán con el director del SAT, Aristóteles Núñez, ya que así lo acordaron con el funcionario en la visita que hizo la semana pasada a esta ciudad.

Ramírez Ruiz destacó que las ventas al por menor no han registrado un crecimiento y por el contrario, la situación para los negocios de este giro se agrava, lo cual se confirma con los informes que emite el Instituto Nacional de Estadística y Geografía que demuestran la caída en las ventas, sobre todo lo del primer trimestre de este año.

De acuerdo a la Encuesta Mensual de Establecimientos Comerciales del Inegi, las ventas minoristas en febrero de este año cayeron 0.63 por ciento a tasa anual, la baja más pronunciada para el mes de febrero de 2011.

Asimismo, el reporte trimestral el Inegi arrojó que las ventas al por menor cayeron 7 por ciento, la mayor baja desde el 2009, para el mismo periodo.

Sobre el tema, Cristina Cunningham Hidalgo, presidenta de la Cámara de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados, dijo que la inflación y la reforma hacendaria han afectado a los restaurantes de la franja fronteriza a tal grado que 16 comercios han tenido que cerrar y los precios en los platillos tuvieron que subir entre el 13 y el 25 por ciento.

Mayo ha sido el más difícil para el gremio, debido a que los precios en los insumos se incrementaron de manera variable y esto ha provocado la inestabilidad en los comercios, arrojando como resultado un aumento en los precios y una menor afluencia de comensales hasta en un 40 por ciento, dijo la representante de los restauranteros.

Cunningham Hidalgo dijo que a pesar de las circunstancias tan difíciles para el sector, han abierto ocho nuevos restaurantes, en los que generaron empleo para 32 personas.

“Sin embargo”, dijo, “este es un año crítico para los restauranteros locales”.

“Los negocios que cerraron fue debido a la economía, ha estado todo muy cambiante, muy variante, es urgente que se cumplan los compromisos que hicieron los gobierno federal, estatal y municipal, por lo que esos recursos que prometieron deben llegar a la ciudad, lo que puede ser en infraestructura para que pueda haber una derrama económica más amplia y nos ayuden a rescatar el comercio”, expresó.

Agregó que respaldarse en la industria maquiladora como la principal derrama económica de la ciudad no es suficiente para el rezago económico que se vive actualmente.