Economía

Se dispara venta de automóviles y la de gasolinas se estanca

El robo de gasolina, que ha afectado principalmente a estados como Tamaulipas, Puebla y Guanajuato, ha afectado su venta, puesto que sólo creció 0.24 por ciento en el primer cuatrimestre del año, mientras que en el mismo periodo la venta de autos creció 22 por ciento anual.
Serrgio Meana
30 junio 2015 0:36 Última actualización 30 junio 2015 5:5
Gasolinera

En México hay 11 mil 284 gasolineras y 666 están por construirse. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- En el primer cuatrimestre del año la venta de vehículos se disparó en 22 por ciento anual, mientras la comercialización de gasolinas a nivel nacional en el mismo periodo apenas reportó un ligero crecimiento de 0.24 por ciento.

Este fenómeno se debe en parte al robo de gasolinas que afecta principalmente a entidades como Puebla, Guanajuato, Valle de México, Guadalajara y Tamaulipas.

Aunque el parque vehicular creció en estas entidades hasta 67 por ciento en los últimos siete años, la venta de combustibles reportó disminuciones en el mismo periodo de hasta 11.5 por ciento.

Una fuente relacionada con Pemex explicó que en algunas entidades el alza del parque vehicular, frente a la caída en la venta de gasolinas, se explica por el robo de combustibles.


El director de relaciones institucionales de una empresa petrolera, que pidió reservar su nombre, explicó que el ejemplo más claro de esta dinámica es Tamaulipas.

En la entidad el parque vehicular creció 27 por ciento entre 2007 y 2014, mientras que la venta de gasolina se desplomó 11.1 por ciento en el mismo periodo, de acuerdo con el Sistema de Información Energética y Estadísticas del INEGI.

“En Tamaulipas los ductos que transportan gasolinas son marcados por grupos de delincuentes, como los Zetas o el Cártel del Golfo, y hay terrenos donde la gente sabe que puede ir a cargar gasolina robada, por eso en la entidad vemos que crece el número de vehículos, pero la venta de gasolinas de Pemex no”, aseguró la fuente.

La Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas) informó que el precio de un litro robado de gasolina oscila entre los 5 y los 7 pesos, frente a los 13.57 de Magna, los 14.38 de Premium y 14.20 pesos por litro de Diesel para junio.

Pablo González Córdova, presidente de la Amegas, indicó que en las carreteras hay lugares específicos donde se venden los hidrocarburos robados.

“Antes era sólo en carreteras, ahora ya ha ido permeando a los municipios, a los pueblitos en los que hay una o dos gasolineras máximo. En la mayoría de los municipios estas gasolineras ya no venden lo mismo porque su competencia es el mercado negro y se las llevan hasta a domicilio en tambos de 10 o 20 litros y la gente lo guarda en su casa, porque cuesta 5 pesos”, declaró.

Uno de los mecanismos también utilizados es que en las estaciones de servicio, motociclistas esperan al consumidor para trasladarlo a un lote baldío donde se hace el despacho del combustible robado.

ABREN MENOS GASOLINERAS
Aunque se espera la llegada de nuevas estaciones de servicio por la reforma energética a partir de 2016, hay que advertir que el mercado, que vale 430 mil millones de pesos al año, cada vez abre menos sucursales.

En Tamaulipas, el número de gasolineras que abren ha caído de cerca de 35 nuevos permisos por año a 10 entre 2007 y 2014.
A abril se han abierto cinco estaciones, de acuerdo con información de Pemex Refinación.

En México hay 11 mil 284 estaciones de servicio y 666 están por construirse.

Parte de la razón en la baja de gasolineras se debe a un mercado cada vez más saturado en el que algunas veces no se respetan los límites entre las estaciones de servicio, según la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo).

Haz clic en la imagen para ampliarla

Los principales estados que presentan este fenómeno son Puebla, Guanajuato, Jalisco y Tamaulipas, siendo este último el ejemplo más claro