Economía

SE descarta debilidad en finanzas públicas por baja en petroprecios

El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, dijo que a diferencia de hace 20 años, hoy en día sólo 11% de las cuentas de comercio exterior del país dependen de las exportaciones petroleras.
Notimex
16 enero 2015 16:48 Última actualización 16 enero 2015 16:48
Guajardo

Ildefonso Guajardo, secretario de Economía (Cuartoscuro/Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, aseguró que la afectación directa por la baja del precio internacional del petróleo en el desarrollo de las finanzas públicas del país “no es, bajo ninguna circunstancia, un tema a corregir”, en 2015.

“El petróleo para el presupuesto 2015 está protegido en un nivel igual al que se consideró dentro del proyecto de presupuesto de la Cámara y el Congreso para 2015, el cual es de 79 dólares por barril”, comentó.

Al dictar la conferencia magistral “La economía mexicana en el 2015; percepción y realidad”, en Monterrey, Nuevo León, el funcionario federal expuso que México logró romper desde hace años la dependencia en materia de ingreso de divisas por comercio exterior del petróleo.


Recordó que mientras en 1986 las cuentas de comercio exterior de México dependían entre 63 y 64 por ciento de las exportaciones petroleras, hoy sólo dependen en 11.0 por ciento, en virtud de que 85 por ciento de lo que en la actualidad exporta México son manufacturas.

“Por lo tanto, dentro del esquema de impacto en el comercio exterior y la disponibilidad de divisas por balanza de pagos, no tiene la debilidad que esta economía tenía hace 20 años”, aseguró.

Sin embargo, el titular de la Secretaría de Economía (SE) reconoció que al analizar el aspecto de finanzas públicas, efectivamente hay una dependencia de cerca de un tercio de los ingresos petroleros en las finanzas públicas.

Pero reiteró que por fortuna la estrategia a través del tiempo ha sido la de coberturas, “que en este momento fue totalmente adecuada”.

Además destacó que la baja en el precio internacional del crudo se debe principalmente a una baja en la economía de países emergentes, aunado a que los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) no están dispuestos a reducir la venta.