Se debe sacar del 'bache' a la manufactura para enfrentar la guerra comercial: CIE
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Se debe sacar del 'bache' a la manufactura para enfrentar la guerra comercial: CIE

COMPARTIR

···

Se debe sacar del 'bache' a la manufactura para enfrentar la guerra comercial: CIE

En un contexto internacional complicado en cuanto a temas comerciales, el CIE recomienda elevar la capacidad productiva, una política industrial y progreso tecnológico.

Leticia Hernández
07/05/2018

El reporte “Desafíos Estructurales y Externos de la industria” del Centro de Estudios de la Industria (CEI) advierte que si México no instrumenta una política industrial que eleve la capacidad productiva de las empresas nacionales para que sea competitiva a nivel global, difícilmente podrá enfrentar el desafío externo en donde la guerra comercial entre China y Estados Unidos (EU) tiene a la manufactura en el centro del debate.

“Si México no instrumenta una política industrial que eleve la capacidad productiva de las empresas nacionales, que sea globalmente competitiva y que tenga al progreso tecnológico como columna vertebral, difícilmente podrá enfrentar exitosamente la conformación de regiones industriales que se están generando, señala en el reporte del CIE .

Además, señala que la manufactura mexicana muestra signos persistentes de estancamiento desligándose del ciclo de sus pares en EU y sin una política industrial y el impulso de asociaciones público-privadas-académicas será difícil emparejarse o competir con las otras naciones.

“Hoy la guerra comercial entre China y la primera potencia del mundo tiene a la manufactura en el centro del debate. Para el gobierno de Donald Trump, China afecta no solo la fabricación de productos e insumos industriales, también se ha apropiado, de manera inapropiada, del avance tecnológico implícito al sector de la manufactura. Para combatirlo ha iniciado una guerra arancelaria la cual ha encontrado una respuesta por parte del gigante asiático”, explica en el documento.

Más allá de pensar en perder oportunidades generadas a partir de un TLCAN 2.0, la falta de competitividad de la industria mexicana la ubica lejos de hacer un buen papel en la competencia de mercados internacionales.

En respuesta, el gigante asiático ha reaccionado con medidas similares, con aranceles a productos de origen norteamericano y según el CEI, “La Organización Mundial de Comercio (OMC) ha permanecido con bajo perfil: las dos naciones más poderosas del orbe han decidido actuar de manera directa y la OMC no tiene la capacidad para frenar dicho ímpetu y actuar como negociadora” por lo que advierte sobre repercusiones en el marco institucional que regula el comercio internacional.

También destaca la necesidad de que México considere una agenda industrial interna: se debe detener la caída en la inversión física del sector público, ello frena la modernización y construcción de nueva infraestructura. De igual forma es imprescindible que se revierta el deterioro del sector energético en materia de producción de petróleo y gas, dos de los productos que mayor impacto positivo tienen sobre la industria en general.

La manufactura en México

Hoy las tendencias de la manufactura indican una desaceleración que en parte es atribuible a la ruptura de la sincronía existente entre los ciclos de Estados Unidos y México en dicho sector, una sincronía que se rompió desde agosto de 2017 y que se atribuye, según el CEI a la ruptura de los ciclos industriales en los sectores automotriz, de maquinaria y equipo, equipo eléctrico y electrónico, así como de fabricación de equipo de cómputo. Todos ellos de alta tecnología.

La industria de manufactura refleja una tendencia estancada consiguiendo en febrero una ligera variación positiva de 0.9 por ciento.

El sector con mayor desempeño fue el referente a equipo de transporte con 6.5 por ciento, seguido de productos textiles con 6.4 por ciento; por el contrario, derivados del petróleo y carbón cae con una variación mensual de -39.2 por ciento, de manera similar, el sector de cuero y piel se contrae 12.9 por ciento.

El desempeño más bajo del sector cayó en febrero por 24 mes consecutivo, alcanzando la peor variación negativa en al menos 10 años con -39.2 por ciento, más del doble que el 2017 cuando se tuvo un desplome de -18.4 por ciento, señalan datos del CEI.