Economía

Se cumplirán puntualmente metas fiscales en 2017

En el Quinto Informe de Gobierno, la administración federal informó que, a pesar de que se cumplirán las metas en temas fiscales, los crecimientos que ha tenido la economía mexicana aún no son satisfactorios. 
Zenyazen Flores
01 septiembre 2017 20:2 Última actualización 01 septiembre 2017 20:2
¿A dónde se fueron los impuestos?

¿A dónde se fueron los impuestos?

El Gobierno federal aseguró que se cumplirán puntualmente las metas fiscales para 2017 y se mantendrá la estabilidad macroeconómica del país, señala el Quinto Informe del presidente Enrique Peña Nieto.

Para 2017 se anticipa el “cumplimiento puntual” de las metas fiscales incluso sin tomar en cuenta los ingresos del Remanente de Operación del Banco de México (ROBM), con un déficit de 2.9 por ciento, un superávit sin inversión de alto impacto equivalentes de 0.1 por ciento del PIB, así como el primer superávit primario desde 2008 igual a 0.4 por ciento del PIB.

El documento indica que, en ausencia de movimientos no anticipados en variables como el tipo de cambio, se espera que el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP) inicie una trayectoria decreciente para ubicarse en 49.5 por ciento del PIB.

Al incluir los recursos del ROBM, aplicados en estricto apego a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria (LFPRH), se estima que, como proporción del PIB, el déficit (Requerimientos Financieros del Sector Público) disminuya a 1.4 por ciento, el superávit primario alcance 1.5 por ciento y el SHRFSP represente 48 por ciento.

En 2017, se prevé que la economía mexicana continúe creciendo lo que resta del año, aun cuando persisten riesgos, entre los que destacan los relacionados con la política económica de Estados Unidos.

La tasa esperada de crecimiento del PIB para 2017 se estimó entre 1.5 y 2.5 por ciento, similar al promedio de los últimos 16 años y rango actual de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Sin embargo, el Gobierno federal admite que debido a que “estos crecimientos aún no son satisfactorios, es preciso seguir avanzando en la implementación completa y ágil de las reformas estructurales aprobadas en 2013, para que se incremente al máximo el crecimiento sostenible de la economía mexicana”.

: