Economía

Se complica el mercado interno y el externo para el sector agropecuario

10 febrero 2014 4:18 Última actualización 29 septiembre 2013 20:46

  [Nulo crecimiento en exportaciones y déficit agroalimentario de 850 mdd; afectadas, cerca de medio millón de hectáreas / Bloomberg]  



Marvella Colín

El agro mexicano ha sido afectado en todos su flancos, ya que no sólo el mercado interno se complica por los desastres naturales, sino también su sector externo ya empezó a emitir signos negativos.

En ese sentido, las exportaciones presentaron una caída de 0.6 por ciento en agosto y en promedio en los primeros ocho meses del año su avance fue nulo, de cero por ciento.

Así, se calcula un déficit en el sector por 850 millones de dólares durante enero-agosto del presente año, de acuerdo con cifras del Banco de México y del INEGI.

A la menor demanda externa, que implica menos ganancias en dólares para los productores, se suman las afectaciones por las intensas lluvias ocurridas en nuestro país, lo cual amenaza con un menor crecimiento en el Producto Interno Bruto (PIB) agropecuario para el segundo semestre.

Cabe recordar que el PIB del sector reportó un avance de sólo 0.4 por ciento en los primeros seis meses del año en curso.

No obstante, se estima que las lluvias, que han sido intensas en casi todo el territorio nacional, van a elevar las cosechas en el próximo ciclo agrícola, con la captación de agua en el norte del país y registros de presas que en 100 años no habían estado a su máxima capacidad.

Por lo pronto, los daños, según cifras preliminares de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), son de alrededor de medio millón de hectáreas de diversos cultivos --esto es, el 2.3 por ciento de las hectáreas sembradas en un año-- que fueron dañadas por los fenómenos meteorológicos Ingrid y Manuel.

Las entidades más afectadas son Guerrero, Tamaulipas, Michoacán, Sinaloa, Oaxaca y Veracruz. De hecho, previo a este fenómeno, Veracruz ya había sido afectado por las intensas lluvias, al grado de que era la entidad a la que mayores recursos del Fondo Nacional para Desastres Naturales (Fonden) se habían canalizado, esto es, tres mil 954.2 millones en enero-junio, equivalentes al 55.1 por ciento del total.

De acuerdo con los primeros reportes técnicos, en Guerrero se dañaron 229 mil hectáreas; en Tamaulipas 53 mil, de las cuales 42 mil son de sorgo y tienen daños parciales; Michoacán, 32 mil; Sinaloa, 31 mil; Oaxaca, 23 mil y Veracruz 15 mil hectáreas, con distintos grados de afectación en maíz, sorgo, frijol, trigo y algunos cítricos.

Las áreas afectadas ingresarán al programa de Desastres Naturales del sector agropecuario; destaca que por el programa de prevención y manejo de riesgos se aseguraron 12 millones de hectáreas --de las 22 millones que son sembradas anualmente, y más de 10 millones de unidades animal.

De acuerdo con reportes técnicos, de los más de 700 Centros de Apoyo al Desarrollo Rural (Cader), los cultivos de maíz, sorgo y caña de azúcar son los más afectados, hasta ahora, pero las cifras variarán en los próximos días, ya que continúan evaluándose los daños.

Un reporte de producción de la Sagarpa, previo a las intensas lluvias, especifica que a julio la producción agrícola se había elevado 2.6 por ciento, equivalente a 268 mil toneladas más que las 10 millones 472 mil que se obtuvieron en 2012.

Por su parte, el subsector pecuario presentó un comportamiento positivo. La producción de carne en canal creció 3.4 por ciento, derivado del aumento de 1.4 por ciento en la generación de carne de bovino y de 3.8 por ciento en carne de ave.

Respecto a la producción de huevo, se observó un avance de 9.4 por ciento, 18 mil 678 toneladas más que las 198 mil 279 obtenidas en 2012.

Repercusiones en los precios

Además de las lluvias, los cultivos fueron afectados en febrero y marzo del presente año por las heladas, repercutiendo en su abasto y precio.

En el corto plazo, los precios de frutas y verduras, por ejemplo, tuvieron un aumento de 5.25 por ciento mensual en agosto; para productos con alto consumo como el jitomate y la cebolla el incremento mensual fue de 18.3 y 17 por ciento, respectivamente.

El tomate verde muestra un aumento de 12.8 por ciento mensual y para algunos frutos como la naranja y la papaya los precios al consumidor aumentaron en cada caso 13.4 por ciento y 15.15 por ciento mensual. Por su parte, los productos pecuarios bajaron 0.46 por ciento en promedio, principalmente el precio del pollo con 3.1 por ciento.