Economía

Se agudiza debilidad de la actividad económica: Indicador IMEF

El Indicador IMEF Manufacturero de febrero registró una caída de 1.9 puntos, para ubicarse en 46.8 unidades, en tanto que, el Indicador IMEF No Manufacturero también disminuyó un 0.5 puntos, para ubicarse en 46.5 unidades. 
Jeanette Leyva
01 marzo 2017 14:30 Última actualización 01 marzo 2017 14:31
manufactura México

manufactura (Bloomberg)

El arranque del año en materia económica ha sido débil y se agudizó, siendo mayor el debilitamiento en el sector no manufacturero que en el sector manufacturero, según reportes del indicador IMEF Empresarial.

DEFINICIÓN
Una cifra por encima de 50 puntos sugiere crecimiento, y por debajo apunta a una contracción. 

Durante febrero el Indicador IMEF Manufacturero disminuyó 1.9 puntos para ubicarse en 46.8 unidades y acumular cuatro meses en zona de contracción. Mientras que la serie tendencia-ciclo retrocedió 0.5 puntos para ubicarse en 47.6 unidades.

Esta última cifra es la más baja para esa serie desde julio de 2013. Ajustado por tamaño de empresa, el indicador disminuyó 2.8 puntos para ubicarse en 46.2 unidades y acumular cinco meses en zona de contracción, por lo que los resultados del indicador de febrero sugieren que la desaceleración en el sector manufacturero es similar en empresas de diferente tamaño.

Para los integrantes del comité que realiza el indicador, el inicio del año había predominado un pesimismo generalizado, el cual se reflejó con claridad en el desplome en enero de los índices de la confianza empresarial y del consumidor.

Sin embargo, también consideraron que existía información que podría indicar que dicha percepción podría ser una sobrerreacción a eventos específicos, como el alza de los precios de las gasolinas y la depreciación del peso registrada al inicio del año.

Por ejemplo, se comentó que el desempeño del PIB al cierre de 2016 fue mejor al esperado y mostraba que el debilitamiento de la actividad económica había sido menor al estimado por los analistas. Otro factor positivo que debe destacarse fue la estabilización del balance de cuenta corriente durante 2016.

Por ello, los integrantes del indicador reconocieron que los riesgos para el crecimiento de la economía nacional se habían incrementado para 2017 por diversos factores, siendo la principal incertidumbre sobre la relación bilateral entre México y Estados Unidos en materia comercial y migratoria, y recalcaron el fuerte vínculo que existe entre las exportaciones mexicanas y la industria manufacturera nacional como mecanismo de transmisión de la implementación de una política proteccionista en los Estados Unidos.

También enfatizaron en la relevancia de vigilar los resultados de la balanza comercial en los próximos meses. En ese sentido, y tomando en cuenta la mejora relativa que habían tenido los mercados financieros en el país, los miembros estimaron que al momento de la reunión se presentaba una situación de “tensa calma”.

Por su lado, el Indicador IMEF No Manufacturero registró una disminución de 0.5 puntos al situarse en 46.2 unidades, con lo que acumula cinco meses también en zona de contracción.

La serie tendencia-ciclo disminuyó en 0.6 puntos para ubicarse en 46.5 unidades. Esta última cifra es la más baja desde junio de 2009. Los resultados del indicador de febrero indican que en el sector no manufacturero la contracción es mayor en las empresas de menor tamaño.

Debido a lo anterior las lecturas de febrero del indicador IMEF manufacturero y no manufacturero sugieren que el debilitamiento de la actividad económica que inició durante el segundo semestre de 2016 se agudizó al comienzo de 2017.

: