Economía

"No queremos cerrar empresas ni afectar
a negocios": SAT 

El jefe del Servicio de Administración Tributaria, Aristóteles Núñez, asegura que el objetivo es que el contribuyente cumpla
con sus obligaciones fiscales y patronales.
Marcela Ojeda
11 febrero 2014 14:23 Última actualización 11 febrero 2014 15:13
[El SAT dio prórroga para personas físicas con ingresos anuales de hasta 500 mil pesos. / Cuartoscuro / Archivo] 

 SAT buscar ser institución transparente./(Cuartoscuro / Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- En el Servicio de Administración Tributaria (SAT) no queremos cerrar empresas ni afectar el flujo o la marcha de un negocio, sino que el contribuyente cumpla sus obligaciones fiscales y todas las demás, entre ellas las patronales; que genere fuente de empleo y que su negocio siga en marcha y salga adelante, enfatizó Aristóteles Núñez.

Durante la tercera sesión de las Jornadas sobre la Reforma Hacendaria, en esta ocasión efectuada en Tijuana con el tema de los Acuerdos Conclusivos, el Jefe del SAT señaló que mediante esta figura disminuirán significativamente los juicios o recursos de revocación.

Destacó que hasta ahora se tienen 17 solicitudes formales, de las cuales 11 son de auditorías realizadas directamente por el SAT y 6 por las entidades federativas, y anticipó que seguramente una figura como esta será adoptada en las legislaciones locales, respecto de contribuciones estatales.

“Seguramente otras autoridades fiscales estarán observando cómo madura y calibra un sistema como éste, en el que el fisco y el contribuyente buscan resolver una diferencia en beneficio de todos: de que el contribuyente encuentre certeza y seguridad; de que la autoridad ejerza sus facultades con estricto apego a derecho y de que la sociedad obtenga los recursos que todos estamos obligados a pagar”.

En este contexto, el titular del SAT detalló que actualmente se tienen un millón 300 mil créditos fiscales, de los cuales alrededor de 150 mil están controvertidos, y añadió que el valor de dichas controversias es de más de 300 mil millones de pesos.

EVITAR CONTINGENCIAS


Dijo que alrededor de esa cartera hay una contingencia fiscal para el deudor; un interés fiscal que tiene que garantizar, al menos, con una fianza, lo que mínimo le cuesta el 5 por ciento, mientras que la comisión que le cobran en un despacho de abogados por defenderlo puede llegar a ser, en caso de ganar, de hasta el 30 por ciento.

Enfatizó que la intención de la autoridad con los Acuerdos Conclusivos no es afectar un negocio en marcha, sino que el contribuyente pague sus impuestos y no tenga una contingencia fiscal, más allá de la que implica la observancia de las propias disposiciones de la ley.

CERTEZA Y SEGURIDAD


“En el SAT refrendamos nuestra actitud franca, abierta y transparente de trabajar en estos esquemas”, subrayó Núñez Sánchez, al manifestar que el Acuerdo Conclusivo, como mecanismo o medio alterno de solución, ofrece certeza y seguridad.

“Elimina una contingencia fiscal; un costo adicional de tener que garantizar el interés fiscal mientras recurre legalmente la resolución de la autoridad; le genera economías, pero sobre todo invoca a un procedimiento transparente, en el que el intermediario, que es la Prodecon, garantiza que estemos observando a plenitud la norma fiscal”, subrayó.

Asimismo manifestó que para la autoridad es una sana relación, como quedó consignado en la Reforma Hacendaria, particularmente en el Código Fiscal de la Federación (CFF), e insistió en que el SAT quiere ser una institución abierta, franca y transparente.