Economía

Santander invierte 594 mde en apoyo a universidades

Durante el III Encuentro internacional de Rectores Universia que se realiza en Río de Janeiro, Emilio Botín, presidente de Grupo Santander recordó que uno de los compromisos del encuentro anterior era modernizar la universidad.
Redacción
28 julio 2014 13:59 Última actualización 28 julio 2014 14:10
[Bloomberg] Santander México la segunda subsidiaria más rentable fuera de España. 

[Bloomberg] Santander México la segunda subsidiaria más rentable fuera de España.

En los últimos cuatro años, el Banco Santander ha destinado 594 millones de euros a programas universitarios a través de su División Global Santander Universidades.

En el marco de la inauguración del III Encuentro Internacional de Rectores Universia ante mil 100 universidades de 31 países, Emilio Botín, presidente del Grupo Santander, indicó que este encuentro “es un acontecimiento único en la historia contemporánea de la Universidad porque nunca antes se había dado una reunión tan relevante de máximos representantes de tan diversos países”.

El evento realizado en Río de Janeiro, que lleva por lema ‘La universidad del siglo XXI: una reflexión desde Iberoamérica’, explicó que “Iberoamérica es una región joven, con talento y enorme potencial que vive momentos cruciales para asentar un modelo de desarrollo social y económico sostenible; la condición necesaria para contar con sólidos cimientos sobre los que poder construir ese futuro prometedor es contar con una educación de calidad, accesible a todos los ciudadanos y que responda a las exigencias de la sociedad digital emergente”.


Botín, recordó sobre los compromisos adquiridos en el II Encuentro Internacional de Rectores celebrado en Guadalajara en el 2010, como son impulsar la modernización de la Universidad; fomentar su internacionalización y el emprendimiento e innovación universitaria; identificar las palancas que refuercen el papel de liderazgo social de la Universidad y poner en valor su importancia como generadora de conocimiento y como instrumento decisivo para el desarrollo económico y social de los países.

En su opinión, “aquellas sociedades que sean capaces de desarrollarse conjuntamente con este cambio de época que cuenta con el viento favorable de la revolución tecnológico-digital generarán empleo cualificado, más competitividad, internacionalización, progreso y bienestar”.