Salud pública tendrá ‘recaída’ por protección de patentes en USMCA
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Salud pública tendrá ‘recaída’ por protección de patentes en USMCA

COMPARTIR

···

Salud pública tendrá ‘recaída’ por protección de patentes en USMCA

El acuerdo comercial protege por 10 años a los medicamentos biológicos, lo que hará que el sector salud público pague más por ellos.

Diana Nava
05/10/2018
El sector público pagará un sobrecosto en cinco años de entre 13 mil y 17 mil mdp.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El sector de salud pública sería el más afectado por la protección de datos por 10 años a medicamentos biológicos establecido en el Acuerdo México, Estados Unidos y Canadá (AMEC o USMCA, por sus siglas en inglés), dijo Juan de Villafranca, director de la Asociación Mexicana de Laboratorios Farmacéuticos (AMELAF).

Según cálculos del organismo con base en la demanda actual de medicamentos, el sector público pagará un sobrecosto en cinco años de entre 13 mil y 17 mil millones de pesos y el privado de 3 mil a 4 mil millones de pesos, debido a la disposición.

“El sector público, que representa el 79 por ciento de compra de biotecnológicos, va a estar pagando un sobreprecio por medicamentos y calculamos que debe de ir por ahí de 13 mil a 17 mil millones de pesos en los próximos cinco años (después de entrar en vigor el acuerdo)”, explicó De Villafranca.

Este año, el valor de mercado de los medicamentos biológicos en México será de 6 mil 106 millones de pesos y cerca de 4 mil 796 millones de pesos son compras del sistema de salud público.

Actualmente, los precios de este tipo de medicinas que adquiere el sector público van de 205 a 45 mil 303 pesos.

En el acuerdo trilateral recién anunciado se da a las empresas farmacéuticas un periodo de 10 años para proteger los datos de medicamentos biológicos (usados para tratar el cáncer y VIH, por ejemplo).

Dichos datos son los estudios requeridos por la autoridad de cada país para demostrar los resultados y seguridad de los medicamentos.

“Es una forma de cómo se prolonga en el tiempo el control del mercado”, criticó De Villafranca.

Las farmacéuticas ya cuentan con un periodo de 20 años de patentes y la protección de datos puede solicitarse una vez que culmine dicho tiempo o poco antes, de forma que un medicamento genérico de este tipo ahora saldría al mercado hasta 30 años después de la fórmula original.

Mientras esté vigente la protección de datos, otra empresa no podrá usar los estudios de la farmacéutica para generar competencia en el mercado.