Economía

Sale IVA a vivienda, pero queda pendiente ISR

10 febrero 2014 4:16 Última actualización 17 octubre 2013 21:5

[El pago del impuesto a ventas de inmuebles superiores a 4 mdp sigue en el pleno de la Cámara de Diputados / Cuartoscuro]


 
 
Claudia Alcántara
 
 
Aunque la Cámara de Diputados decidió eliminar en su dictamen la aplicación del IVA a la compra y renta de vivienda, así como a intereses de créditos hipotecarios, queda pendiente el cobro de ISR a la venta de vivienda con un valor superior a 4 millones de pesos, la deducibilidad limitada de créditos hipotecarios, así como la disminución en el ahorro en la Subcuenta de Vivienda por el seguro de desempleo.
 
 
El director de Tu Hipoteca Fácil, Fernando Soto-Hay, indicó que comparado con lo que se veía el 8 de septiembre, cuando se presentó la propuesta del ejecutivo, el panorama es completamente diferente, debido a que se elimina el IVA a la vivienda y eso ha generado tranquilidad.
 
 
Sin embargo, dijo que desde su punto de vista, existen dos temas que seguirán impactando a la población.
 
 
El pago de ISR para la venta de casas de un valor mayor a 4 millones de pesos aún debe votarse en el pleno, pues sigue en el dictamen de la Cámara.
 
 
El experto consideró que aunque es un rango superior a la propuesta inicial de un millón y medio de pesos, lo considera injusto.
 
 
Cuando una persona compra una vivienda y vive en ella por más de 5 años, no lo hace con el ánimo de lucro, por lo que la ganancia que obtiene al momento de venderla, es el efecto de que el inmueble se apreció con el tiempo.
 
 
Soto-Hay dijo que podría quedarse como la ley actual indica, que permite la exención del ISR para casas hasta de 7 millones de pesos, pero lo correcto, dijo, sería eliminarlo por completo.
 
 
“Que todas las personas que hemos vivido en casa estemos exentos, porque no compramos la casa por especular o generar una riqueza comercial, es lo que grava el ISR, la rentabilidad, el beneficio invertido en un producto. Aquí no hay renta, aquí hay una apreciación de un activo patrimonial”, recalcó el experto.
 
 
El segundo pendiente, es la deducción del ISR de intereses reales que se pagan en créditos hipotecarios.
 
 
Soto-Hay explicó que la deducción se topó a un valor máximo del crédito de un millón 500 mil pesos, en el cual se podrá deducir hasta un máximo de 84 mil pesos anuales, o al 10 por ciento del ingreso.
 
 
El ejecutivo consideró que al tenerlo topado, si una persona contrata un crédito de un millón 570 mil pesos, no podrá deducirlo porque se excedió en 70 mil pesos, lo cual calificó como inequitativo.
 
 
La tercera modificación pendiente es la de la pulverización de la Subcuenta de Vivienda de los trabajadores que cotizan ante Infonavit, pues se busca reducirla del 5 por ciento del ingreso, a sólo 3 por ciento. El 2 por ciento restante se destinará al seguro de desempleo, por lo que los derechohabientes tendrán un menor ahorro para comprar una casa.
 
 
Aún está pendiente que los diputados voten el dictamen y pase a la Cámara de Senadores.