Economía

¿Sabes cuánto afecta a tu salud el ruido de la ciudad?

Los niveles de ruido en la Ciudad de México están por encima de los permisibles por la Norma Ambiental y los recomendados por la OMS, lo que afecta a la salud de los habitantes ocasionándoles dolores de cabeza, estrés y hasta pérdida auditiva.
Redacción
27 junio 2017 19:30 Última actualización 27 junio 2017 19:40
Ruido (Shutterstock)

Ruido (Shutterstock)

Tu calidad de vida y tu salud se ve afectada dependiendo del ruido del lugar en el que vives.

De acuerdo con un reporte del sitio inmobiliario Propiedades.com, el ruido en el centro de la Ciudad de México oscila entre 67.1 y 72.9 decibeles, niveles superiores a los límites que marcan tanto la Norma Ambiental del Distrito Federal y la Organización Mundial de la Salud (OMS). En zonas como el Eje Central o la Calle Bolívar, se han detectado hasta 85 decibeles, por la tarde.

La Norma Ambiental del Distrito Federal
Indica que los límites máximos permisibles de emisiones sonoras son de 65 decibeles durante el día y 62 en el horario nocturno.
La OMS
Considera que el límite superior deseable de ruido en las ciudades es de 70 decibeles. Además, recomienda que el nivel más alto permisible de exposición al ruido en un lugar de trabajo sea de 85 decibeles durante un máximo de 8 horas al día.

“La Ciudad de México es una zona con excesiva contaminación sonora de acuerdo a estándares y recomendaciones internacionales, esta situación destruye y afecta notablemente la calidad de vida de sus residentes”, indicó Leonardo González, analista de Real Estate de Propiedades.com.

Las repercusiones más comunes en la calidad de vida por los altos niveles de ruido son desde dolores de cabeza, estrés, ansiedad e irritabilidad, hasta pérdida auditiva.

Juan David Rodríguez, máster en ingeniería acústica, indicó que el sueño puede ser uno de los factores más afectados en la vida diaria de una persona, derivado de la alta contaminación auditiva.

Según la OMS, el nivel más alto permisible de exposición al ruido en un lugar de trabajo es de 85 decibeles, y durante un periodo máximo de 8 horas. El siguiente esquema muestra algunas situaciones que sobrepasan dichos niveles. 


¿Cómo contrarrestarlo?
El material con el que esté construida una vivienda es fundamental para poder aislar dichos niveles de contaminación auditiva y disminuir sus efectos.

“Se puede recomendar el uso de puertas y ventanas con aislamiento acústico, es decir, cambiar las ventanas por ventanas aislantes (que constan de 2 vidrios separados por un espacio vacío), verificar que el lado de la casa que apunta a alguna fuente de ruido cercana no presenta espacios o grietas que permita el paso del ruido. El sonido se transmite a través del aire, por lo que tener un sello hermético mejora el aislamiento acústico de la vivienda”, señaló Maricela Gamiño Galindo, metróloga del grupo de Acústica del Centro Nacional de Metrología.

La experta indicó que actualmente es poco común que las viviendas se construyan con ese tipo de especificaciones. El uso de alfombras gruesas también podría ser una solución adecuada para el aislamiento de ruido, sobre todo cuando en el hogar viven menores.

Según el sitio Ruido CDMX, la capital del país es una de las cinco ciudades más ruidosas de Latinoamérica y es el tráfico automotriz la primera causa que lo origina.

Sin embargo, la plataforma mimi.io, que realizó un ranking el año pasado sobre las ciudades con mayor contaminación auditiva, coloca a la CDMX en el sitio 11 a nivel global y como la primera, de las ciudades en la región antes mencionada, que figura en el ranking mundial.

Con una escala de 0 a 1, la CDMX tiene un nivel de 0.65 dentro del listado, encabezado por Guangzhou, en China, con 1.00.