Economía

S&P ratifica calificación crediticia de EU

La amplia flexibilidad de la política económica del país fue uno
de los factores por los cuales la calificadora internacional ratificó como estable la calificación crediticia de Estados Unidos.
Reuters
10 junio 2015 21:17 Última actualización 10 junio 2015 21:17
wall street

La calificación crediticia de EU se mantiene estable, indicó Standard and Poors. (Bloomberg)

NUEVA YORK.- La agencia Standard & Poor's ratificó hoy la calificación crediticia soberana de largo plazo "AA+" de Estados Unidos, citando la amplia flexibilidad de la política económica del país y su condición como emisor de la principal moneda de reservas del mundo.

El panorama de largo plazo de la calificación de Estados Unidos permanece estable, dijo la agencia.

"La falta de cohesión política de los últimos años entre los principales partidos en el Congreso -que complica el proceso de toma de decisiones de política y resulta en una menor capacidad para aplicar reformas- limita la calificación", dijo S&P en su reporte.

S&P rebajó en agosto del 2011 la nota de Estados Unidos desde "AAA", el mayor nivel de su escala, en un escalón a "AA+". En ese entonces la compañía, la única de las tres grandes calificadoras que tomó tal decisión, dijo que la medida se debía a las preocupaciones sobre el déficit de presupuesto del Gobierno y una creciente carga de deuda.


En el reporte de hoy, S&P dijo que la carga de deuda general del gobierno como porcentaje del Producto Interno Bruto, se ha duplicado desde el 2007.

"Aunque se proyecta que la carga general de deuda del Gobierno se mantenga estable durante los próximos años, nosotros esperamos que aumente hacia fines de la década si no se adoptan medidas para recaudar ingresos adicionales y/o reducir el gasto no discrecional", dijo S&P.

La agencia sostuvo que la profundidad y amplitud de la economía de Estados Unidos, así como sus antecedentes de tomar medidas de política proactivas en el momento más grave de la recesión del 2009, han apuntalado la recuperación desde entonces.

Aunque es considerada lenta, la recuperación de Estados Unidos es vista de manera más favorable que las de otras grandes economías, dijo S&P.

La compañía espera un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de un 2.4 por ciento en el 2015, que fue socavado por factores temporales en el primer trimestre. Espera un crecimiento real anual del PIB de entre un 2.4 y un 2.8 por ciento durante los próximos años.

"Nosotros vemos algunos riesgos de que la continua mejoría del desempeño económico pueda llevar a una complacencia al abordar los desafíos fiscales de mediano plazo de Estados Unidos", dijo S&P en su panorama.

"Nosotros podríamos subir la calificación a 'AAA' si viéramos evidencia de exitosos esfuerzos bipartidistas en torno a las decisiones de política fiscal, o una baja pronunciada en la carga de deuda general del Gobierno", dijo la firma.