Economía

S&P baja perspectiva de deuda de Venezuela a negativa

12 febrero 2014 5:7 Última actualización 19 abril 2013 17:45

[Bloomberg] La actual calificación de "B+" del país miembro de la OPEP fue mantenida. 


Reuters
 
La agencia Standard & Poor's bajó el viernes la perspectiva para la calificación de deuda soberana de Venezuela a "negativa" desde "estable" citando el estrecho resultado de las elecciones presidenciales y el aumento de la incertidumbre política.
 
La actual calificación de "B+" del país miembro de la OPEP fue mantenida, dijo S&P en un comunicado en el que dejó abierta la posibilidad de bajarla un escalón.
 
"La revisión del panorama refleja la creciente incertidumbre política que podría debilitar la implementación de políticas económicas y posiblemente minar la gobernabilidad tras las elecciones presidenciales del 14 de abril", explicó la firma.
 
Nicolás Maduro, un ex chofer de autobús y ex canciller que fue escogido por el propio Hugo Chávez como su sucesor antes de morir, asumió el viernes como presidente de Venezuela después de una ajustada victoria en las elecciones que no ha sido reconocida por la oposición.
 
El candidato opositor, Henrique Capriles, insiste en que las cifras de votos contados por su bando demuestran que él ganó la elección. Las cifras oficiales dicen que obtuvo el 49 por ciento de los sufragios frente al 50.8% de Maduro.
 
"El panorama negativo apunta a la posibilidad de que un presidente y un gobierno políticamente debilitados puedan recurrir a políticas menos pragmáticas, más intervencionistas que desequilibren aún más la economía y resulten en una mayor inestabilidad. Podríamos rebajar la calificación en un escalón bajo ese escenario", sostuvo S&P.
 
Los venezolanos votan electrónicamente, pero las máquinas también imprimen comprobantes en papel de cada voto que deben ser depositados en cajas. Una decisión anunciada por la autoridad electoral la noche del jueves de ampliar la auditoría electrónica de la votación calmó un poco la disputa y los ánimos de la oposición.
 
Capriles aceptó la decisión del Consejo Electoral Nacional, pese a que no logró el recuento manual de votos que buscaba.
 
"Los resultados de la elección se suman al ya alto nivel de imprevisibilidad que caracteriza a la política económica de Venezuela y su marco político y legal, que constriñe la calificación crediticia soberana", comentó la agencia.
 
"Las grandes reservas de petróleo y gas del país, la carga de deuda relativamente baja del gobierno, y su posición de activos externos netos siguen apoyando la nota", indicó en el comunicado.
 
Venezuela está calificada "B+" con un panorama negativo por parte de Fitch Ratings, mientras que Moody's Investors Service le da una nota un escalón más alta en "B2" aunque también con panorama negativo.