Economía

Rusia y Ucrania están cerca de cerrar acuerdo sobre gas: CE

El presidente de la Comisión Europea,José Manuel Barroso,  el acuerdo entre Rusia y Ucrania sobre el suministro de gas esta muy cerca de completarse.
Reuters
30 octubre 2014 8:17 Última actualización 30 octubre 2014 8:31
Gas ruso

La Comisión Europea pidió al presidente ruso, Vladimir Putin, mantenga su compromiso de no cortar el suministro de gas a Ucrania y a la Unión Europea. (Reuters)

BRUSELAS.- La Comisión Europea dijo que el acuerdo entre Rusia y Ucrania para desbloquear el suministro de gas ruso a la ex república soviética esta 'muy cerca' de completarse.

El presidente saliente de la Comisión Europea José Manuel Barroso, quien ha hablado numerosas veces con el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, había dicho anteriormente en un comunicado que el acuerdo estaba al alcance.

"No debería haber ninguna lectura de que Ucrania esté siendo un obstáculo para llegar a un acuerdo. Estamos trabajando con las dos partes para llegar a un acuerdo y en efecto ambas partes están mostrando que un acuerdo está a nuestro alcance", dijo una portavoz de la Comisión en una rueda de prensa.


"Ahora tenemos que ir hasta el final y conseguir el acuerdo", dijo. "Francamente estamos muy cerca de un convenio. Un acuerdo está a nuestro alcance", agregó.

En tanto, el primer ministro de Ucrania, Arseny Yatseniuk, dijo  que la posición de Ucrania en la conversación a tres bandas con Bruselas era que el precio del gas natural ruso debería ser 378 dólares por cada 1.000 metros cúbicos al final de 2014 y caer a 365 dólares en el primer trimestre de 2015.

Yatseniuk dijo en una reunión de Gobierno que Kiev estaba lista para pagar las deudas previas por el suministro de gas inmediatamente después de que se firme el acuerdo.

Un total de mil 450 millones de dólares se pagarán inmediatamente y otros mil 650 millones de dólares se cancelarán al final del año, dijo.

Las autoridades de energía de Ucrania, Rusia y la Comisión Europea están manteniendo conversaciones en Bruselas para intentar desbloquear el suministro de gas a Ucrania, el cual fue interrumpido en junio por impagos por la compañía rusa de gas Gazprom.