Economía

Rusia recorta pronósticos económicos por segunda vez este año

10 febrero 2014 5:9 Última actualización 26 agosto 2013 11:32

[Aumenta la presión sobre el presidente Vladimir Putin para revitalizar la economía rusa/Bloomberg] 


Reuters
 
MOSCÚ - El Gobierno ruso recortó sus pronósticos de crecimiento por segunda vez este año, aumentando la presión sobre el presidente Vladimir Putin para revitalizar una economía que se ha debilitado tras el derroche que contribuyó a lograr su tercer mandato en el Kremlin.
 
El Ministerio de Economía recortó sus pronósticos para 2013 y 2014 luego que la economía se expandió a su menor ritmo desde una contracción en 2009, mostraron el lunes documentos obtenidos por Reuters.
 
La noticia se conoce cuando Putin realiza una de sus varias giras por regiones industriales clave -en esta ocasión por Kemerovo, en la zona minera de Kuzbass- para exigir un mayor desarrollo de la amplia base de recursos naturales de Rusia.
 
La baja de la previsión refleja una débil producción industrial, que apenas crecería este año, una inversión contenida y un desvanecimiento del optimsimo que ayudó a Putin a lograr un tercer mandato como presidente en marzo del 2012.
 
Ni siquiera el precio del petróleo en un máximo histórico de 110 dólares por barril ha sido suficiente para evitar la desaceleración del principal productor de energía del mundo, pese a que un superávit externo y las bajas deudas protegen a Rusia de la actual agitación en otros mercados emergentes.
 
"Esta vez, crecer no será suficiente para estimular el consumo privado", dijo Vladimir Miklashevsky, economista de Danske Bank.
 
Miklashevsky se refirió a la dependencia de Putin en el reparto de los ingresos extraordinarios por energía para elevar los estándares de vida e impulsar el crecimiento del producto interno bruto durante sus dos primeros mandatos presidenciales del 2000 al 2008.
 
El Ministerio de Economía recortó su pronóstico para el 2013 de un 2.4 a un 1.8%, ya que la debilidad de las exportaciones y del crecimiento del consumo también hicieron mella.
 
La previsión está por debajo de las expectativas promedio de un crecimiento del 2.5%, de un sondeo a economistas de Reuters.
 
El ministerio redujo además el pronóstico del 2014 a un rango entre un 2.8 y un 3.2%, desde el 3.7%.
 
Crecimiento debilitado
 
El ministro de Economía, Alexei Ulyukayev, advirtió de que la economía de 2 billones de dólares de Rusia podría estancarse, pero minimizó los temores a una recesión, aunque algunos economistas estiman que el crecimiento real se ha contraído por dos trimestres consecutivos.
 
El debilitado crecimiento pondrá presión sobre el presupuesto del ministro de Finanzas Anton Siluanov, que pronto se presentará en el Parlamento y anticipa un modesto déficit para el año próximo a pesar de una desaceleración del crecimiento del gasto.
 
Los economistas consideran que el pronóstico del año que viene es demasiado optimista.
 
"El crecimiento podría acelerarse el año próximo solo si el Gobierno aumenta el gasto sustancialmente", dijo Natalia Orlova, economista en Alfa-Bank.
 
El Gobierno ya rompió la promesa de campaña de Putin de equilibrar la contabilidad fiscal en 2015, proponiendo medidas que solo incrementarían la dependencia de Rusia en las materias primas.
 
En tanto, funcionarios y banqueros han presionado por una política monetaria más flexible para elevar el crecimiento económico y acercarlo al objetivo gubernamental del 5%, menor al 7% de los dos primeros mandatos de Putin.
 
El Gobierno ha considerado varias medidas de estímulo, entre ellas un plan de inversión de 13 mil millones de dólares para construir nuevas carreteras y vías.
 
El banco central, ahora encabezado por Elvira Nabiullina -ex asesora económica de Putin-, mantuvo las tasas de interés estables en agosto. La entidad ha dicho que empezará a bajarlas cuando la inflación esté dentro del rango objetivo de un 5 a un 6%, algo que se espera para el segundo semestre del 2013.
 
El Ministerio de Economía mantuvo su pronóstico de inflación para fines del 2013 sin cambios en un 5 a un 6%, pero elevó su previsión 2014 en medio punto de porcentual a un rango entre 4.5 y 5.5%.
 
El ministerio recortó su pronóstico de producción industrial para 2013 de un 2 a un 0.7% y también redujo su estimación de inversiones de un 4.6 a un 2.5%.
 
El rublo ruso ha caído a un mínimo en cuatro años frente a una canasta dólar-euro del banco central, por las salidas de capitales ante las expectativas de inversores sobre una posible reducción de las medidas de estímulo monetario de la Reserva Federal de Estados Unidos.