Economía

Rusia ayudará a grandes exportadores con sus deudas

El banco central de Rusia informó que ayudaría con la entrega
de préstamos en dólares y euros a las grandes empresas, lo que implica que el Estado ruso asume el riesgo de crédito de estas compañías.
Reuters
24 diciembre 2014 11:56 Última actualización 24 diciembre 2014 11:56
Rusia

Rusia ayudará con sus deudas a las grandes compañías exportadoras del país, indicó el banco central ruso. (Bloomberg)

MOSCÚ.- El banco central de Rusia anunció el miércoles que ayudaría a los grandes exportadores a refinanciar sus deudas en el extranjero durante 2015, año que podría ser especialmente duro para la economía rusa por las sanciones que le impusieron países occidentales y ante el desplome de los precios del petróleo.

El emisor dijo que entregaría préstamos en dólares y euros a las grandes empresas. La medida implica que en la práctica el Estado asume el riesgo de crédito de las compañías.

Las obligaciones de deuda en el extranjero de las firmas rusas se han disparado en términos de rublos debido a una fuerte depreciación de la moneda este año.

Standard & Poor's colocó el martes el panorama de la calificación soberana rusa en revisión con perspectiva negativa, lo que significa que podría bajar la nota al nivel de basura en enero debido al "rápido deterioro de la flexibilidad monetaria de Rusia".


Actualmente, S&P, Moody's y Fitch le dan a Rusia una calificación de un escalón por sobre el nivel especulativo. El Ministerio de Finanzas ruso dijo que está en conversaciones con agencias de calificación de crédito para explicarles la situación en la economía local.

Las autoridades han tomado varias medidas en las últimas semanas para frenar la depreciación del rublo y evitar una aceleración de la inflación tras años de estabilidad, y eso podría afectar la popularidad del presidente Vladimir Putin.

Entre esas medidas figuran una fuerte alza de las tasas de interés, una reducción de las importaciones de granos y controles de capital informales.

Aunque las deudas extranjeras soberanas de Rusia son mínimas, las empresas privadas y los bancos suman 600 mil millones de dólares en deuda en el extranjero, de los cuales unos 100 mil millones de dólares vencen el próximo año.

Este año, la capacidad de pago, o de prórroga, de los préstamos se redujo por las sanciones de Occidente, impuestas a Rusia por su participación en una crisis en Ucrania, que en la práctica dejaron a sus empresas y bancos fuera de los mercados de deuda occidentales.

Pero la crisis económica rusa, que depende en gran medida del petróleo, va más allá. Moody's dijo el martes que proyectaba que el producto interno bruto (PIB) de Rusia se contraiga un 5.5 por ciento en 2015 y un 3 por ciento en 2016, bajo el efecto del hundimiento en los precios del petróleo y la depreciación del rublo.

"Estos acontecimientos probablemente llevarán a un severo deterioro en el ambiente operacional para las corporaciones rusas, a saber una mayor inflación, desempleo y costos de pago de deuda, así como menor demanda interna, lo que provocará un declive más profundo y prolongado de la actividad económica interna que lo previsto", comentó Moody's.