Economía

Cae confianza
de empresarios
en la economía

El Indicador de Confianza Empresarial reportó un descenso anual de 2.3 puntos para el sector comercial y el de la construcción en octubre.
Thamara Martínez|Jeanette Leyva
01 noviembre 2016 9:49 Última actualización 02 noviembre 2016 5:5
construcción

(Cuatoscuro)

La percepción de los empresarios sobre el entorno económico en México registró un fuerte deterioro en octubre.

Directivos de compañías del sector comercial, de la construcción y manufacturero mostraron un mayor pesimismo sobre la situación económica presente y esperada del país y además consideran que la actual coyuntura no es favorable para efectuar inversiones.

El Indicador de Confianza Empresarial (ICE), tanto para el sector de la construcción y comercial se ubicaron en su menor nivel en casi cinco años y medio, esto es, desde que hay registros disponibles. En ambos casos la baja fue de 2.3 puntos a tasa anual y acumularon una contracción de 22 meses, en el caso del sector comercio, y de seis meses, en la construcción, de acuerdo con los registros del INEGI.

En el sector manufacturero el índice retrocedió en 1.7 puntos, la mayor en ocho meses. Desde la óptica del sector manufacturero el rubro de mayor preocupación es la situación futura de la economía mexicana, en términos anuales este inciso se redujo 2.6 puntos.

FOCOS
Mercado interno. De acuerdo con el IMEF, el consumo privado en México ha comenzado a moderarse y se prevé que podría ir perdiendo fuerza en lo que resta del año. La excepción ha sido la venta de autos.

Mercado externo. Su desempeño ha sido desfavorable por el estancamiento del sector manufacturero en Estados Unidos, lo que ha afectado las exportaciones de ese país a causa de una menor demanda mundial.

Factores de inquietud. En la parte doméstica, la inquietud de los agentes económicos tiene que ver con el ajuste de las finanzas públicas y su impacto en la inversión, así como los bajos niveles de confianza de los empresarios y consumidores.


Los siguientes componentes con mayor contracción fueron la situación económica presente del país y el momento adecuado para invertir, con bajas anuales de 2.1 y 2.0 puntos, respectivamente.

Entre los empresarios de la construcción el componente de confianza con mayor caída fue la percepción del momento adecuado para invertir. Frente a octubre del año pasado este elemento cayó en 5.5 puntos, la mayor pérdida en cerca de un año; además con la más reciente lectura, las intenciones de invertir del sector acumulan 21 meses de descensos consecutivos.

PANORAMA NEGATIVO

Para los comerciantes la mayor desconfianza responde al momento adecuado para invertir, elemento que cayó 5.8 puntos anualmente, hilando un semestre en terreno negativo y destacando como la mayor disminución en nueve meses.

Por otra parte, las expectativas de los empresarios sobre el desempeño futuro de su sector registraron incrementos marginales de 0.3 y 0.6 puntos en el caso del sector comercial y el manufacturero, respectivamente. Revirtiendo en ambos casos las caídas reportadas en septiembre.

Entre los elementos que construyen esta opinión, para la rama comercial el mayor optimismo responde a la espera de mayores ventas netas y el comportamiento de los inventarios de mercancías.

Por parte del rubro manufacturero las mejores perspectivas se deben a la anticipación de mejores precios de ventas y de insumos. Sin embargo, se espera que la inversión en planta y equipo vaya a la baja.

Para el sector constructor, la perspectiva futura de la rama se redujo en un punto, luego de que en el mes previo permaneciera sin cambios. Los cuatro incisos que recogen el panorama futuro de los empresarios del segmento reportaron caídas, sobre todo en el valor esperado de las obras ejecutadas como contratista principal y en los estimados sobre el personal ocupado.

El sector de la construcción ha sido afectado por una caída en las obras contratadas por el sector público, resultado de los ajustes en el presupuesto.

EXPANSIÓN ES MEDIOCRE: IMEF
El ritmo de expansión que observado por la actividad económica ha sido mediocre y dista de anticipar un fortalecimiento en el ritmo de expansión, por lo que se estima un avance moderado en los próximos meses, anticipó el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).
Esto, con base en el desempeño de los indicadores que calcula el organismo. Los datos más recientes de la actividad económica parecen confirmar esta situación de crecimiento mediocre.

“El entorno se distingue por condiciones de incertidumbre y riesgos en los frentes interno y externo, lo que podría obstaculizar un eventual fortalecimiento del ritmo de expansión de la actividad económica en los próximos meses”, indicó el organismo en su reporte mensual.

El indicador IMEF Manufacturero a octubre retrocedió 0.5 puntos al ubicarse en 50.7 unidades. La disminución contrastó con las alzas de 0.8 puntos de agosto y 1.2 puntos de septiembre y pone en entredicho la mejoría que parecía anticiparse.

Por su parte, el Indicador IMEF No Manufacturero registró en el mes una disminución de 0.3 puntos al situarse en 51.4 unidades. Desde julio se mantiene estable con valores alrededor de ese nivel.

El indicador de confianza empresarial (ICE) cayó en octubre para el comercio, construcción y manufactura. El elemento de mayor desconfianza es la situación actual de la economía.
: