Economía

Rousseff dice que Brasil no intervendrá en el mercado cambiario

La presidenta brasileña anunció que  su gobierno hará lo que haga falta para cumplir con los objetivos fiscales este año, aunque advirtió que realizarán un fuerte recorte al gasto.
Bloomberg
01 abril 2015 16:46 Última actualización 01 abril 2015 18:17
Dilma Rousseff

Dilma Rousseff, presidenta de Brasil (Reuters/Archivo)

Brasil permitirá la libre flotación del real y no tiene intenciones de intervenir en el mercado para defender la moneda, dijo la presidenta Dilma Rousseff.

“Lo que instrumentamos es una política de flotación cambiaria, y seguiremos haciéndolo”, dijo en una entrevista realizada el martes en el palacio presidencial en Brasilia.

Las declaraciones de Rousseff indican un compromiso con el tipo de ortodoxia económica que impulsa el ministro de Hacienda, Joaquim Levy, como herramienta clave para que el país conserve su calificación crediticia de grado de inversión. A pesar de que el real ha experimentado este año la mayor declinación entre las grandes monedas, el banco central redujo su respaldo al poner fin a las ventas de permutas cambiarias el mes pasado.

La presidenta dijo que su gobierno hará lo que haga falta para cumplir con los objetivos fiscales este año. Hizo esas declaraciones horas después de que Brasil diera a conocer un déficit presupuestario de febrero que duplicaba los pronósticos.

“Realizaremos un fuerte recorte” del gasto, dijo Rousseff.

El real se debilitó 17 por ciento en los primeros tres meses de este año, la mayor caída trimestral desde 2008, ante la especulación de que el equipo económico de Rousseff no conseguirá que se aprueben las medidas fiscales necesarias para preservar el grado de inversión del país en un contexto de crecimiento económico vacilante y con la inflación más rápida en una década.

Credit Suisse Group AG, Citigroup Inc. y Barclays Plc se cuentan entre los bancos que pronostican que la moneda se debilitará al menos 6 por ciento más para fin de año. La volatilidad implícita a un mes de las opciones del real, que refleja las oscilaciones estimadas de la paridad cambiaria, es la más alta entre 16 grandes monedas que sigue Bloomberg.

PERSPECTIVA DE EXPORTACIONES

La declinación de la moneda brasileña beneficia a las compañías que obtienen la mayor parte de sus ingresos del exterior. Levy dijo el martes durante una audiencia en el Senado en Brasilia que la depreciación impulsará las exportaciones de la economía más grande de América Latina.


Brasil inició una política de intervención para fortalecer el real sólo debido a la salida de la Reserva Federal de los Estados Unidos de la flexibilización cuantitativa –QE por la sigla en inglés-, dijo Rousseff. El dólar se fortalece contra la mayor parte de las monedas en el plano global, dado que se especula que la Fed empezará a subir las tasas de interés en el transcurso del año. El Índice Dólar Spot de Bloomberg, que mide el dólar contra 10 grandes pares, subió 6.2 por ciento en el primer trimestre.