Economía

Riqueza en México apoya a oficinas familiares

La industria de las oficinas familiares aún optan por invertir parte de su riqueza en bienes raíces en ciudades como Miami o Nueva York y tener otra parte en efectivo y en capital privado, indicó 
UBS Wealth Management.
Leticia Hernández
27 noviembre 2014 23:14 Última actualización 28 noviembre 2014 5:5
Miami

Miami es una de las ciudades favoritas de las oficinas familiares mexicanas para invertir en bienes raíces. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- La industria de las oficinas familiares en México se desarrolla conforme aumenta la población con una riqueza patrimonial elevada; sus estrategias de inversión básicamente se orientan a la preservación con una preferencia en la inversión en bienes raíces y la expectativa es que así continúe con interés en el desarrollo vinculado a la industria energética, según Philip Higson, vicepresidente de Global Family Office de UBS Wealth Management.

“Típicamente la mayoría de las oficinas familiares tienen compañías en operación de forma privada y buscan invertir en áreas de negocio adicionales a su negocio central o diversificar en otros países y monedas. Prevalece una estrategia de preservación y ubican inversiones en bienes raíces, una alta asignación en efectivo y en capital privado. Para la inversión inmobiliaria, buscan áreas identificadas como puertas de entrada o salida, “gate way cities” como Miami, Nueva York, Los Angeles y en Europa en Londres. Los bienes raíces les permiten conformar un portafolio diversificado en otros países”, comentó en entrevista telefónica.

El brazo especializado en la gestión patrimonial del banco suizo realizó el estudio “The Global Family Office Report 2014” en sociedad con la firma Campden Research, enfocado en las estrategias de inversión y estructuras de estas oficinas que buscan preservar y aumentar el patrimonio de las familias entre generaciones.


La muestra fueron 205 oficinas familiares con más de 100 millones de dólares en riqueza privada ubicadas en Norteamérica, Europa, Asia-Pacífico y economías en desarrollo como Africa, Latinoamérica y Medio Oriente, que en conjunto administran más de 180 mil millones de dólares en activos globales.

Aunque prevalece una estrategia de inversión balanceada a través de las oficinas familiares a nivel mundial, regionalmente se observa un aumento en la exposición al riesgo en Norteamérica. El promedio del retorno de un portafolio de inversión de una de estas oficinas se estima en 9 por ciento al año, con un desempeño superior en Norteamérica y Europa, seguido por oficinas en Asia Pacífico. La estrategia refleja un balance entre administración de clases de activos clave tanto de forma interna, en casa y como externa.

“La crisis financiera global hizo que las familias se preocuparan por dónde poner su dinero, no encontraban seguridad y decidieron tomar mayor control de sus decisiones, antes delegaban todo al banco y ahora seleccionan que servicios contratan con la banca. Asimismo, la agudeza en la regulación del sistema financiero, sobre todo en el aspecto del retorno de impuestos y todas sus aplicaciones en los diferentes tipos de inversiones, ha hecho que las oficinas familiares necesiten de una ayuda muy activa de especialistas”, explicó Higson.