Economía

Riesgo de desabasto de maíz; necesario reordenar el mercado

12 febrero 2014 4:38 Última actualización 21 junio 2013 8:0

[Cuartoscuro / Archivo] 


 
Héctor A. Chávez Maya
 
Las autoridades federales deben trabajar en el reordenamiento de la comercialización del maíz, para lograr tener suficiente suministro de grano y llegar a septiembre sin problemas de abasto y de altos precios, ante la caída en la producción para el próximo ciclo Otoño-Invierno (O-I), señaló Efraín García Bello, presidente del Sistema Producto Maíz.
 
De no lograrse ese reordenamiento, en agosto se presentaría un desabasto de maíz y precios altos que se relajarían hasta septiembre, una vez iniciada la cosecha de Guanajuato y posteriormente la de Primavera-Verano.
 
De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), los fenómenos climatológicos provocarán que en el ciclo O-I, México obtenga una cosecha de 4.8 millones de toneladas de maíz; sin embargo, para el dirigente del sector, esta cifra podría ser de sólo 4.3 millones, cuando en los 90 se cosechaban cerca de 7 millones de toneladas.
 
García Bello explicó que el reordenamiento del mercado consistiría en evitar que el maíz blanco para consumo humano se oferte al sector pecuario y en lograr que se paguen precios adecuados a los productores de maíz, pues cuando las expectativas a principios de 2013 eran vender en 4,200 pesos la tonelada, actualmente al productor se le pagan sólo 3,400, mientras que el industrial lo comercializa en 4,500 pesos en promedio.
 
“Si hay una buena administración en el suministro de granos no le veo tanto problema; desafortunadamente no hemos tenido esa orientación ni organización en la comercialización y mucho maíz blanco se va para el sector pecuario descuidando el consumo humano, a tal grado de que se ha tenido que importar de Sudáfrica y en lugar de ayudar a los productores nos afectan”.
 
Costos
 
Por otra parte, García Bello destacó que en el actual ciclo Primavera-Verano ya se han presentado algunos problemas de bajas temperaturas y heladas en el altiplano, afectando algunos cultivos; sin embargo, debido a las lluvias derivadas de las tormentas tropicales, se pronostica que podrían superarse las 18 millones de toneladas en el ciclo, que sumadas al O-I sumarían 22 millones de toneladas al cierre del año agrícola.
 
“Nos retrasamos unos veinte días en la siembra, pero si no tenemos otra situación climatológica nos preparamos para tener una buena cosecha”.
 
El presidente del Sistema Producto Maíz consideró que en la Cruzada Nacional contra el Hambre sólo hay buena intención del gobierno federal, pero sus resultados no serán los esperados pues sólo participan los municipios seleccionados, cuando lo que se requiere es producir más a través de políticas públicas adecuadas y que los productores más pequeños tengan por lo menos fertilizante y semillas.
 
Los costos de producción del maíz se han incrementado en 20%, por lo menos en el último año, ya que mientras en 2012 se ubicaban en promedio en 10,000 pesos por hectárea, este año se pagan hasta 12,000 pesos.
 
Información proporcionada por El Financiero Diario.