Economía

Retorno del peso, sin afianzarse: expertos

De acuerdo con analistas, la incertidumbre en la parte internacional se mantendrá en los próximos meses, considerando la posibilidad de que se registren menores niveles de crecimiento e inflación en los países con monedas emergentes.
Clara Zepeda
11 octubre 2015 22:33 Última actualización 12 octubre 2015 9:3
billetes

(Bloomberg)

Pese a la apreciación semanal del peso de dos por ciento, a 16.4305 por dólar spot, los inversionistas globales aún no separan a México por sus fundamentales macroeconómicos de otros países como para prever que la moneda nacional tenderá a apreciarse más, estiman analistas económicos.

El reporte de empleo en EU del 2 de octubre fue el detonador para generar un movimiento de depreciación generalizada del dólar contra todas las monedas e incluso contra las mercancías, de ahí el desempeño reciente de la divisa nacional.

“Lo anterior mostró el retorno de las monedas emergentes contra el dólar, por lo que destacó que la mayoría se apreció pero en ningún momento sobresalió el peso mexicano, el cual quedó en noveno lugar”, describe Guillermo Aboumrad, director de Estrategias de Mercado de Finamex Casa de Bolsa.

Según Aboumrad, el mercado todavía no separa a México por sus fundamentales, sus mejores perspectivas respecto al resto de la región de Latinoamérica y el buen panorama de largo plazo sustentado en la implementación de las reformas de telecomunicaciones y energética.

“Estamos confiados que una vez que el mercado esté en condiciones de separar a los países por sus características particulares, el peso saldrá beneficiado y podrá continuar su camino de apreciación hacia nuestro estimado de 15.5 para finales de 2016. Hemos visto también, que el peso es muy vulnerable a los movimientos del petróleo”, precisa el especialista de Finamex.

La percepción principal de que los bancos centrales tardarán aún en retirar los estímulos e iniciar un ciclo de restricción, permitieron a los activos de riesgo registrar ganancias. Las minutas que se publicaron de la reunión de la Reserva Federal (Fed) del 17 de septiembre evidenciaron las dudas de los participantes con relación al entorno de crecimiento global, mismas que han sido reforzadas con pobres datos en el empleo en Estados Unidos y la continuación de la desaceleración en China.

Para Rodolfo Campuzano, director de Estrategia y Gestión de Portafolios de Invex, “se necesita la persistencia de la percepción favorable en torno a los mercados emergentes para ver una mayor revaluación del peso”.

La incertidumbre en la parte internacional se mantendrá en los próximos meses, considerando la posibilidad de que se registren menores niveles de crecimiento e inflación, anticipó Salvador Orozco, analista de Santander.