Economía

Reto, unir Cruzada contra el Hambre con política económica: Coneval

Aunque la Cruzada contra el Hambre ha logrado reducir las carencias de la población con pobreza extrema en el país, debe ir vinculada con estrategias de índole económica, para reducir y eliminar esta problemática, señaló el Coneval.
Zenyazen Flores
17 agosto 2015 18:1 Última actualización 17 agosto 2015 18:52
Cruzada Hambre

El Coneval señaló que el reto es vincular la Cruzada contra el Hambre con estrategias de índole económica. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Aunque la Cruzada contra el Hambre reporta avances importantes en la reducción de carencias sociales y la pobreza extrema, persiste el reto de vincularla con otras estrategias, especialmente económicas, para reducir de manera sostenida la pobreza, determinó el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

El Informe de Resultados Intermedios de la Cruzada contra el Hambre sugiere que la política social ha concentrado sus esfuerzos en la reducción de carencias sociales, sin embargo, se deben encontrar mecanismos para lograr la reducción de la pobreza más amplia que involucra a 55 millones de personas.

En relación con los resultados del estudio panel, en su primera etapa, se encontraron avances importantes en el abatimiento de las carencias sociales entre la población que ha sido beneficiaria de algún programa social registrado en el Sistema de Focalización de Desarrollo (SIFODE) en el marco de la Cruzada y que habita en alguno de los 400 municipios iniciales de la estrategia.


Los resultados del estudio panel mostraron que todas las carencias sociales se redujeron entre 2013-2014 y 2015. Entre ellas, es importante resaltar las disminuciones en las carencias por acceso a los servicios de salud y por acceso a la alimentación.

En la población objeto de estudio del panel, carencia por acceso a los servicios de salud pasó de 32.9 por ciento entre 2013 y 2014 a 9.2 en 2015. Por su parte, la carencia por acceso a la alimentación pasó de cien a 42.5 por ciento en este grupo de personas.

“Las acciones de la Cruzada han focalizado apoyos a hogares al interior de la pobreza extrema y han logrado reducir las carencias sociales de esa población. Sin embargo, se deben encontrar mecanismos para lograr la reducción de la pobreza más amplia que involucra a 55 millones de personas.

“Sin duda, estos tienen que ver con esquemas que mejoren la actividad económica del país en su conjunto: estrategias que mejoren los salarios reales, la productividad, la inversión y la estabilidad de los precios para generar un incremento sostenido del poder adquisitivo”, suscribe el informe.

Los resultados del estudio panel no pueden ser generalizados a la totalidad de la población residente en localidades o municipios donde opera la Cruzada, ya que la información recabada por la encuesta solo corresponde a la población directamente beneficiaria de los programas registrados en el SIFODE en el marco de la Cruzada.